sábado, 16 de diciembre de 2017

Patriotismo vs. Nacionalismo. Escola Nova XXI ¡Todo el mundo a callar!

El patriotismo es fomentar el avance de una región aprovechando la sana competitividad con las regiones vecinas. Ser mejores, ¡no! ¡perdón! Hacer las cosas mejor ¡sí! ¡eso sí! tener leyes más justas, luchar más contra la corrupción, trabajar más y mejor para el bien común, avanzar más en la lucha contra la injusticia. ¡A ver si descubrimos nosotros antes una cura contra el cáncer! ¡A ver si conseguimos nosotros antes que nadie una sociedad más justa! El patriotismo es nosotros trabajamos más “que ellos”... nosotros nos esforzamos más “que ellos”, nosotros estudiamos más “que ellos”...

Y “ellos” a su vez no quieren quedarse atrás y trabajan más y mejor, se esfuerzan más y más, pero no para mayor gloria del beneficio del patrón capitalista, sino para el beneficio de la comunidad.

Y luego está el nacionalismo. ¡No confundir! Que es lo peor de lo peor. ¡Es exactamente lo contrario!. Es adueñarse de los sentimientos competitivos de un pueblo, pervertirlos, corromperlos, provocar la hostilidad y confrontación entre regiones para sacar provecho económico. “A río revuelto, ganancia de pescadores”. El nacionalismo es a la política lo que la mafia es a la economía.El patriotismo es constructivo, el nacionalismo es destructivo.

El nacionalismo catalán pretende adueñarse del sistema educativo de Catalunya. Pero no para hacerlo mejor, no para que los jóvenes tengan un mayor nivel cultural que los aragoneses o los valencianos. No. Pretende adueñarse para controlar sus enormes partidas económicas,  para controlar el acceso a la función docente “Tú sí, tú no, porque yo lo digo”. Pretende adueñarse para desmontarlo y vender los trocitos entre sus amigos y allegados.

Sólo los medios de comunicación contrarios al independentismo (link1, link2 ) se han hecho eco de las investigaciones de la Guardia Civil sobre las entrevistas entre el exnúmero dos del Departamento de Economía Josep Maria Jové y el gurú educativo oficial de Catalunya, Eduard Vallory, para diseñar el futuro sistema educativo de la República Catalana independiente. Un futuro sistema en manos de “Nova Escola XXI”, sin funcionarios, con selección del personal docente a dedo, es decir, la privatización total del sistema educativo. Como se hizo (o se pretendió hacer) con el sistema sanitario catalán con los "consorcios": Quien quiera una buena sanidad, que se la pague. Quien quiera una buena educación, que se la pague.

Los medios de comunicación pro-independentismo callan. Porque toca callar. ¿Porque son “patriotas” catalanes? ¡No! Precisamente porque no lo son. Porque si realmente fueran patriotas, patriotas de verdad con la nación catalana, serían los primeros en hablar, los primeros en denunciar, los primeros en investigar el historial de este personaje Vallory, que de la noche a la mañana apareció de la nada, se autoproclamó máximo gurú oficial de la nueva pedagogía, con una arrogancia y una pedantería chulesca insufrible, con su carné de ERC entre los dientes...


Y los sindicatos callan porque el chaval es el “colocado” de ERC.  No, señores y señoras de USTEC, no, señores y señoras del diario Ara. Esto no es patriotismo, es justo lo contrario. ¡Denuncien más! ¡Sean más exigentes! ¡Sean más intolerantes con la injusticia y la corrupción! Catalunya no se merece esta vergüenza.

El diario La Vanguardia, un medio “equidistante”, publicó la noticia pero por algún extraño motivo ha desaparecido. Ya no existe. Como si nunca hubiera sido publicada. Qué casualidad. La noticia ha acabado en el fondo del lago Michigan con los pies en un bloque cemento. Afortunadamente Google hizo copia de ella y en Google la encontramos. Aquí os la dejo, para que no se pierda (otro caso más de chapuza manipulativa, como el caso de la fotografía del “Govern legítim”) :

Govern estudió crear una red educativa alternativa, sin maestros funcionarios.

Barcelona, 12 dic (EFE). El gobierno catalán estudió, junto a los responsables del programa de innovación pedagógica Escola Nova XXI, crear una red educativa alternativa como "estructura de Estado", sin personal funcionario y en el que los centros tuvieran "autonomía" para contratar maestros con "garantías laborales".

Así se desprende de un informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso Efe, sobre la agenda incautada al exnúmero dos del Departamento de Economía Josep Maria Jové, en la que éste anotaba a mano las reuniones del "sanedrín" político que diseñó la hoja de ruta hacia la independencia unilateral.
Las anotaciones de la agenda revelan que Jové se reunió con Eduard Vallory, director del programa de innovación pedagógica Escola Nova XXI, después de que la CUP manifestara su malestar por la gestión del Departamento de Educación en encuentros privados de la formación anticapitalista con JxS y el Govern.
En la reunión con Vallory, según las anotaciones de Jové, se aborda la necesidad de impulsar la educación como "estructura de Estado" y la forma de crear un sistema "lo más avanzado posible", frente a una estructura actual "diseñada por el Estado español en el siglo XIX copiando erróneamente a Alemania y Francia" con una "escuela despersonalizada sin proyecto propio".
Las anotaciones de Jové apuntan a la necesidad de impulsar un "modelo propio en cada escuela", con "dirección y capacidad de selección" y "rendimiento de cuentas" y añaden: "personal no funcionario, contrato laboral con garantías".
Bajo el epígrafe "estrategia", Jové anota: "no crear nuevas plazas de funcionarios en los próximos 6/8 años, se jubila el 30 %. Análisis del sistema alternativo a implantar. Escuelas de consorcios locales y que la Generalitat paga el 100 %".
Las notas aluden a una "etapa de transición" en la que se podría crear una "red alternativa Escola Nova XXI" y señala que "el sistema está paralizado por culpa del Departamento y la fuerza de los sindicatos. Los mínimos que podemos pensar que son un privilegio sean universales para todos", rezan los apuntes de Jové.
"El sistema no se puede hacer con el marco español", prosiguen las anotaciones de Jové, que añade: "¿Cómo podemos estructurar un sistema público de reconversión? ¡10 a 15 años! Necesario empezar a pensarlo y eso no se puede hacer desde el Departamento de Educación".
El exnúmero dos de Economía anotó también en su agenda la pregunta "¿qué capacidad tenemos de desarrollar el embrión del sistema educativo que queremos?", ante lo que esboza como respuesta: "La LEC (ley de Educación de Cataluña) tiene un artículo no desarrollado que permite desarrollar la red municipal que no dependa de las estructuras estatales que está reproducida también a nivel Generalitat".
En su informe, la Guardia Civil concluye que el Govern planteó la necesidad de reconvertir el sistema educativo mediante "la contratación laboral con garantías de personal no funcionario" ya que consideraba que el actual estaba "paralizado debido al Departamento y a la fuerza de los sindicatos".
"Podría inferirse que pretenden congelar plazas públicas de funcionariado y contratar a maestros y profesores, pero sin haber definido los requisitos de los candidatos ni la forma de contratación", sostiene el informe.
También, en relación con la gestión educativa del Govern, el alto cargo de Economía comentó en su agenda: "Quejas alrededor de las pruebas de Primaria. Presiones de la inspección sobre directores y familias. Es un departamento que está encendiendo muchas alarmas en la CUP. Hacemos un grupo de trabajo (JxS, CUP, DEPARTAMENT)". EFE

«Etapa de transició»
Les notes al·ludeixen a una «etapa de transició» en la qual es podria crear una «xarxa alternativa Escola Nova XXI» i assenyala que «el sistema està paralitzat per culpa del Departament i la força dels sindicats. Els mínims que podem pensar que són un privilegi siguin universals per a tots», resen els apunts de Jové.
«El sistema no es pot fer amb el marc espanyol», prossegueixen les anotacions de Jové, que afegeix: «Com podem estructurar un sistema públic de reconversió? ¡10 a 15 anys! Necessari començar a pensar-ho i això no es pot fer des del Departament d'Educació».
L'exnúmero dos d'Economia va anotar també en la seva agenda la pregunta «quina capacitat tenim de desenvolupar l'embrió del sistema educatiu que volem?», davant la qual cosa esbossa com a resposta: «La LEC (llei d'Educació de Catalunya) té un article no desenvolupat que permet desenvolupar la xarxa municipal que no depengui de les estructures estatals que està reproduïda també a nivell Generalitat».
Per altra banda, el full de ruta que ERC va dissenyar per avançar cap a la independència en vigílies de les eleccions del 27-S del 2015 apostava perquè els republicans desenvolupessin un paper central per unir en un mateix projecte la CDC d'Artur Mas amb la CUP: «sense «procés» no hi ha abraçades».
«Sense «procés» no hi ha abraçades. Què és més responsable? Donar suport al Govern i qüestionar una consulta parany que no ha servit de res més que per 'salvar' la figura de Mas? o abandonar el Govern (amb tres diputats tampoc podrien fer res, però amb 10-15...) i gesticular en una equació de maquillatge sobiranista?», recollia Jové.


-----------------------------------

P.D. Estos días he visto la ciudad llena de carteles como éste, anónimos, "si no votas independentismo eres el mismísimo demonio". No. Así no.  No todo vale. Catalunya se merece algo mejor. Que lo tenga que decir un charnego...


 

martes, 12 de diciembre de 2017

Competencias básicas "Indiana Style"

Leo en el blog Curmudgucation  que el estado de Indiana ha declarado oficialmente que "demostrar empleabilidad" es una competencia básica esencial para tener el graduado.

"Learn and demonstrate employability skills"

http://curmudgucation.blogspot.com.es/2017/12/in-diminishing-education.html

¡Bien por ellos! Se acabaron las hipocresías. Se declara oficialmente que la educación se debe someter al dictado de las demandas de los empresarios. Al menos ellos no tendrán que aguantar todas las mentiras y chorradas pedagógicas de los gurús educativos. Así está todo mucho más claro.







sábado, 9 de diciembre de 2017

Antididáctica aplicada: Puigdemont vs. Max Headroom

La educación tradicional tiene como objetivo fundamental el de llenar la mente del joven de cuantas más representaciones del mundo sea posible, y cuanto más complejas y “profundas” mejor, para así dotarle como adulto de herramientas para interpretar todo lo que se encontrará a lo largo de la vida. Cargar la mente del joven de lo que se ha dado en llamar una “vasta cultura”.

La “nueva educación” niega este principio (incluso, con terrible arrogancia, señala a la acumulación de conocimientos como culpable absoluto de todos los males). Pretende dotar a los alumnos de herramientas que le permitan explicar el mundo y sus cadenas causales-materiales potenciando la imaginación, la creatividad, la capacidad de comunicación, conceptos todos ellos vagos e indefinidos pero muy seductores, las llamadas “competencias básicas”.

La antididáctica pretende denunciar el disparate de la “nueva educación”: Es un fraude, como en general lo son todas las soluciones fáciles y cómodas de cualquier problema.

En este blog intento dejar constancia de ejemplos reales de antididáctica, ejemplos prácticos de la infinita superioridad analítica de los conocimientos adquiridos. Cómo ideas almacenadas hace muchos años son las claves del presente y del futuro.

Un ejemplo magnífico de antididáctica lo encontramos en el president Puigdemont, físicamente localizado en Bruselas, exiliado de la justicia española. Pero lo tenemos con nosotros gracias a la televisión, interaccionando con sus seguidores en pantallas gigantes en sus mítines, por “videoconferencia”. Y en la televisión, ¡oh sí! aparece en todo momento en TV3 para compartir con todos nosotros todas las ocurrencias que le pasan por la cabeza. Puigdemont vive en la televisión. Incluso podemos los catalanes tener dentro de unos días el primer presidente televisivo del mundo.

Puigdemont, antiguo periodista, convertido en un ente virtual televisivo puro. Es la mítica serie “Max Headroom”, que emitía TV3 hace exactamente treinta años, en 1987. Puigdemont es Max Headroom.


“Max Headroom: 20 Minutes into the Future". Ambientada en un futuro distópico, muy ciberpunk, en el que las grandes corporaciones de televisión dominan el mundo, en el que todo el mundo vive pegado a las pantallas, día y noche, consumiendo ingentes cantidades de telebasura.

El protagonista de la serie es un periodista, como Puigdemont, Edison Carter (Matt Frewer), que con su cámara al hombro se dedica a buscar noticias impactantes. En el episodio piloto, persiguiendo en moto al malo de turno en un aparcamiento de coches se estrella contra una valla (como Puigdemont) en la que se puede leer "Max. Headroom — 2.3m." , (altura máxima) y pierde el conocimiento.

La cadena de televisión en la que trabaja, “Chanel XXIII”, aprovecha el momento para “robarle la mente” y pasarla a un programa informático. Genera un ente artificial puro que vive dentro de la red electrónica de la televisión. Un personaje que no tiene mucha inteligencia, pero es sarcástico, divertido, irónico, muy gracioso. Una especie de duendecillo televisivo que interacciona con todo el mundo con sus ocurrencias.


Es la estrella mediática perfecta, un ser televisivo puro. Una mezcla entre telepredicador, vendedor de aspiradoras y candidato a la presidencia por Alabama. Es Max Headroom. Es Puigdemont. El primer ente televisivo puro.


Y todo esto gracias a la TV3 de los años ochenta. Una televisión magnífica, no como ahora, reducida a mero (y carísimo) vocero separatista. Gracias a ella pudimos disfrutar de series de la BBC como The Young Ones o The Black Adder. Y los viernes por la noche, ¡ah los viernes por la noche! Los que vivíamos en Tarragona instalábamos potenciadores de señal y orientábamos la antena convenientemente para poder saltarnos la barrera territorial y pillar Canal 9, “la valenciana”, y ver “Parle vosté, calle vosté” y el mítico “Tómbola”, con Ximo Rovira y Jesús Mariñas. Poder saltarnos el dictado moral católico-mojigato que imponía Jordi Pujol en TV3 era relativamente fácil. Pero eso es ya otra historia... ¿O no?

domingo, 3 de diciembre de 2017

Voces valientes: Ricardo Moreno Castillo

Supongamos que una familia venezolana con un hijo de quince años se instala en Catalunya. Supongamos que el chaval llega con un excelente nivel de lengua castellana, un aceptable nivel de inglés y, naturalmente, sin ningún conocimiento de catalán. Finalizado el primer trimestre, los padres recibirán un boletín de notas que reflejará esta realidad, en forma numérica y por asignaturas:

Castellano: 10, Inglés: 5, Catalán: 0.

Un orden de cosas que es natural para cualquier persona excepto para la educracia de gurús que controlan en la sombra el sistema educativo catalán. Para ellos, semejante evaluación es agresiva, opresora, franquista, decimonónica, rancia... ¡Inaceptable!

Para el próximo curso todo esto debe cambiar. Las notas numéricas de 0 a 10  se reducirán a sólo cuatro "cualitativas": I-S-N-E, y las asignaturas deben diluirse en un sinfín de competencias y ámbitos. En vez de un boletín de notas, esta familia recibirá un mamotreto donde se detallará qué sé yo, que el chaval es muy competente para diferenciar los cuatro palos del flamenco, que debe mejorar en la competencia de "ingesta de cargols a la llauna", pero es competente en el flirteo en un chiringuto de Salou. Cuanto más absurdo más moderno. Las puntuaciones numéricas en asignaturas separadas deben dar paso a una evaluación "cualitativa" de la "competencia lingüística" del alumno, colegiada por el conjunto de profesores. En realidad todos sabemos que no existe la cosa "evaluación cualitativa", no existe la cosa "competencia lingüística" y no existe la cosa "evaluación colegiada", pero da igual, hay que darles la razón. Son los intocables del sistema. "Tú di que sí" es el principio fundamental de la carrera docente.

Otro ejemplo: Supongamos que un alumno es un genio de la música, pero incapaz para el dibujo. En una evaluación normal, esta situación quedará reflejada en el boletín de notas:

Música: 10, Dibujo: 0.

Pero esto, para los gurús educativos, es traumático, agresivo, y muy injusto (!!!) para el alumno, pues no refleja su "competencia artística", que tendrá que ser colegiada por el conjunto del profesorado. (La realidad, que no existe la cosa "competencia artística", les importa un pimiento, hay que seguirles el juego).

http://educacio.gencat.cat/documents/PC/Avisos/Projecte_Ordre_avaluacio_ESO.pdf

Y por el lado español la cosa todavía es más surrealista: Se le exige pasar una reválida, pero una reválida "a la española", la única reválida del mundo que es "muestral", es decir, no hace falta que la pasen todos los alumnos, no, sólo una muestra, unos cuantos, de aquí y de allí. Una reválida que tampoco es única, ni se corrige de forma única, y lo más increíble: tampoco puntúa para nada. Es la pura definición de lo que no debe ser una reválida. Pero se mantiene, ahí está, ¡la reválida existe!, pero sólo para no tener que devolver los 800 millones de euros que levantamos hace unos años a Europa para mejorar los resultados educativos, y que ya nos hemos gastado en vete tú a saber qué.

http://www.elmundo.es/espana/2017/11/27/5a1b1b6b22601d60628b463f.html

Todo esto, naturalmente, de espaldas al profesorado, obligado a acatar sin protestar semejante cadena de disparates. Obligado a contemplar como la corte de gurús educativos desmantelan año tras año el sistema educativo. Gurús educativos que se encuentran a todo el profesorado en contra, y como el loco del chiste no se dan cuenta que son ellos los que van en sentido contrario.

Por higiene mental, por dignidad, porque todavía no está todo perdido, merece la pena escuchar voces valientes que denuncian el disparate y no callan, como la de Ricardo Moreno en su conferencia "En contra de una escuela inclusiva":

http://www.forosociedadcivil.org/wp-content/uploads/2017/11/EN-CONTRA-DE-UNA-ESCUELA-INCLUSIVA.pdf
 



sábado, 25 de noviembre de 2017

El futuro de Cataluña en las tripas de una cabra

Así como los antiguos oráculos abrían una cabra para ver en sus entrañas el desenlace de la inminente batalla, el domingo pasado apareció en toda la prensa nacional una fotografía que por sí sola muestra el futuro de Catalunya:



¿La manipulación? ¿La Catalunya del futuro es la Catalunya de la manipulación mediática?  ¡Peor aún! ¡Mucho peor! ¿Pero qué puede haber peor que la manipulación?
La chapuza

El futuro de Catalunya es una inmensa chapuza. Porque hay que ser chapucero para recortar la cabeza del pobre conseller Santi Vila (una forma de asesinato mediático por la traición de haber saltado del barco del “procés” un día antes del referendum)  y dejar sus piernas.

La chapuza es incompatible con la manipulación, un arte muy exigente (link), pues si se manipula chapuceramente no sólo se impide el borrado deseado, sino que, por lo contrario, dicho objeto se magnifica, se manifiesta, se ilumina.

El joven o la joven que recibió el encargo de dicho recorte será todo lo patriota y voluntarioso que quiera, estará tan motivado como pueda estar, pero es un chapucero integral.

En esta fotografía tenemos las claves de la chapuza catalana, una chapuza política que es el reflejo de la chapuza de un modelo educativo, las dos caras de una misma moneda:

- La chapuza de la “educación por competencias”. Por muchas competencias que se tengan en las artes del recorta y pega, el resultado es una chapuza. Para la corte de gurús educativos que controlan la educación catalana, las “competencias” lo son todo. En realidad no son casi nada.

- La chapuza de los “nativos digitales”.  Por muchas destrezas digitales en el dominio del Photoshop, el resultado es una chapuza. El chaval o chavala será todo lo nativo digital que quiera, pero es un chapucero. Un chapucero digital no es menos chapucero. Lo es más.

- La confusión entre información y conocimiento. Información es la cabeza del Santi Villa que tengo que recortar. Conocimiento es saber que normalmente por debajo de cada cabeza suele haber un tronco y unas extremidades.  Este chico tenía toda la información, pero poco conocimiento.

- Falta de disciplina, la carencia total del valor del esfuerzo. Después de hacer un trabajo hay que repasar, no sea que te hayas dejado algo. Te dejaste las piernas, so imbécil. La motivación no lo es todo, en realidad es muy poca cosa.

Recordemos la máxima pujoliana, aquella que decía “La feina ben feta no té fronteres, la feina mal feta no té futur”. Mis abuelos hubieran dicho “este chico no tiene conocimiento”. Así en singular, “no tiene conocimiento” señala al niño irresponsable, al que no se le puede mandar ninguna tarea. Un modelo educativo que desprecia el conocimiento y fomenta la quimera de la "educación competencial" es una chapuza.

La educación catalana está controlada por gurús educativos con muy poco conocimiento.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Cómo detectar los enemigos de Cataluña

Ahora que, poco a poco, van bajando las aguas del sutnami del "procés", y a la espera de qué nueva idea revolucionaria nos mantendrá entretenidos los próximos cinco o seis años, los catalanes nos dedicamos a señalar a los culpables. Los culpables de todo. Unos dirán que son los radicales de la CUP, otros señalarán a los butiflers del PSC, los más prudentes tal vez señalen con el dedo a Pilar Rahola. No digo que no, pero sólo la Antididáctica nos da un

Método para detectar los Enemigos de la Patria Catalana

(método que sirve igual para la Patria Española o cualquier otra patria, chica o grande)

Paso 1.
Descárguese el examen de matemáticas de la selectividad China (Gaokao)

http://www.toomates.net/experimenta/a2017/SelectividadChina2015.pdf

Paso 2.
Descárguese cualquier examen de matemáticas de la selectividad Catalana.

Por ejemplo:
http://www.toomates.net/Llistes/a2017/jun/pau2017/pau_mate17jl.pdf

Paso 3.Compárense ambos.

Observaremos que el examen chino es una prueba rigurosa, seria, que abarca todos los temas de la matemática básica: Números complejos, geometría analítica, logaritmos, probabilidad y estadística, trigonometría, algorítmica, teoría de funciones... Una prueba que exige al estudiante tener claros los conceptos básicos fundamentales de las Matemáticas. Una prueba exigente, y por eso mismo una prueba que respeta y dignifica al alumnado.

Mientras que la prueba de matemáticas catalana es un refrito de materiales matemáticos universitarios (matrices, cálculo diferencial, álgebra lineal multidimensional pero nontropo), una prueba que año tras año se repite en cuatro o cinco problemas repetitivos sobre los mismos temas, un temario que el alumno deberá volver a trabajar en primero de carrera de nuevo, pero que a la vez impide trabajar los conceptos básicos fundamentales. Una prueba en la que, por increíble que parezca, no existe probabilidad (debe ser la única selectividad del mundo que no pide al alumno conocer la distribución normal, un fet diferencial), ni trigonometría, mientras que exige dedicar sesiones y sesiones a cosas como determinar a mano la matriz inversa, aunque no sepamos para qué.
Una prueba que año tras año va reduciendo su temario hasta convertirse en algo ridículamente esquelético, con la excusa barata de "evaluar las competencias".

Bien. Pues todos aquellos "expertos educativos", profesores o no, que defiendan el "modelo catalán", que clamen que qué barbaridad  esa de compararlo con el modelo chino (esos mismos que no dejan de pretender compararnos con los finlandeses), que a nuestros jóvenes debemos darles una educación basada en la plastelina de 0 a 18 años y después de 18 a 22 años en los macarrones pintados. Aquel que espera paciente, con el carnet de ERC en la boca, ser el próximo conseller en Educació.

Esos. Todos esos son los verdaderos enemigos de Cataluña.


domingo, 22 de octubre de 2017

Una única Europa, una única Reválida

Que dice TV3 que ejecutar el 155 les hace daño a muchos. Que dice TVE que ejecutar el DUI hace daño a muchos otros. Y todos salen por sus televisiones ("sus" televisiones, pero que pagamos todos con "nuestros" impuestos, ¿qué gracioso verdad?)

Y qué quieres que te diga, que a mí me duelen otras cosas, y las pongo es este blog mío porque para eso es mío (y que no cuesta un duro a nadie).

A mí me duele entrar en clase de bachillerato y encontrarme en el corcho una circular de Ensenyament donde dice

"...hay que ir avanzando a un modelo de exámenes más centrado en evaluar competencias que conocimientos..."


No dice estos o aquellos conocimientos, memorísticos o anticuados. No. Todo el  conocimiento. A mí esto me hace daño.

Y encima reclama "la complicidad del profesorado": Que digamos todos ¡sí a las competencias, abajo los conocimientos! Es decir, queremos ciudadanos competentes pero ignorantes, como si no fueran una y la misma cosa. Y todo ello, supuestamente, sin abandonar "los principios de mérito y capacidad".

¡Sólo el conocimiento garantiza el principio del mérito y la capacidad!

El texto no tiene desperdicio: "Como  tal vez sepas, pues los medios se han hecho eco..." porque desde hace muchisimos años las directrices educativas son pùlpfiction para llenar páginas y páginas de dominicales de periódicos subvencionados. ¿Quieres saber cómo va la educación en Catalunya? Lee el diario Ara.

Naturalmente, esta "nueva educación" será estrictamente catalana. Será (ya ves tú qué casualidad) totalmente incompatible con cualquier directiva que mane en la meseta. Sólo los responsables educativos catalanes, nuestros guías espirituales, dominan las claves de la educación del siglo XXI. (Que sí, ¿por qué ríes?). Los de Madrid no. Nosotros los catalanes somos mucho más modernos. Mucho más europeos. Mucho más "nórdicos", dónde va a a parar.

El problema español-catalán es educativo. Y sólo se solucionará cuando la educación se independice de la política. Y esto, en España, sólo se puede hacer desde Europa. Aceptémoslo, nosotros, sin el dictado europeo, jamás "dejaremos de tirar de navaja". El de ValldeRomaní jamás perdonará al de Villatocinos de Arriba que hace un millón de años su antepasado ameba pusiera un tentáculo encima a una pariente  suya. Pero Europa debe ser consciente de esto, debe dejar la comodidad de su proyecto  puramente económico y aceptar su responsabilidad cultural con los países del sur. Debe abordar ya la implementación obligatoria de un Sistema Educativo Preuniversitario Europeo Único, que impida a los nacionalismos la tentación de meter la zarpa en la educación. O eso o nos convertiremos, españoles y catalanes, en el  "Jurassic Park del siglo XIX" de Europa.


Una única Europa, una única Reválida


P.D. Qué ganas tengo que se acabe este siglo XXI.