domingo, 19 de febrero de 2017

Nueva educación catalana: La concertada escupiendo el esqueleto de la pública

El imparable proceso de independencia de Catalunya, basado en alentar un sano y natural amor per la nostra terra, Catalunya, ha encontrado la mitad del trabajo hecho: una España en la que el patriotismo es una palabra tabú, una palabra maldita. Catalunya será el primer estado de Europa en alcanzar la independencia por incomparecencia del adversario.

La educación catalana se basa en un único principio: Hacer todo tan diferente de España como se pueda, y la educación española se basa en el principio de... No, la educación española no se basa en ningún principio, pues sin patriotismo es imposible construir nada parecido a un sistema educativo. La educación catalana es rematadamente mala, por lo tanto mejorable. Pero la española brilla por su ausencia. A los hechos me remito: las leyes educativas españolas se van sucediendo unas a otras, todas iguales a sí mismas en su impotencia manifiesta para alcanzar la menor aplicación real. Llegando al extremo de la última ley educativa, que nació muerta. El gobierno de España se inventa ahora el patético “pacto educativo”, que es una forma como otra cualquiera de aceptar su incapacidad legislativa.

Y sin embargo, más allá de esta dialéctica de opuestos, en ambos casos encontramos una enorme similitud en lo fundamental: El sistema educativo es algo demasiado grande, y se impone su desmantelamiento. Hay que romperle el espinazo, destruirlo, trocearlo,  y sobretodo, integrarlo dentro de la lógica empresarial neoliberal. El sistema educativo debe dejar de ser una institución para convertirse en una organización.  La educación debe ser entendida o bien como una inversión capitalista en el futuro laboral de los hijos o bien como un producto consumista, y en cualquier caso debe regirse por las leyes del mercado: La “oferta y la demanda” educativa. En esto coinciden plenamente los gobiernos español y catalán.

El sistema educativo se encuentra obligado a atender las demandas educativas de los padres. La Administración liberada ¡por fin! de la ingrata tarea de generar un currículum nacional de contenidos y de valores. ¿A qué quedan reducidas las “demandas educativas” cuando la Administración se desentiende, cuando traiciona su principal objetivo? A un catálogo IKEA de miedos y caprichos pequeñoburgueses.

Copio aquí el índice de ítems que El Periódico de Catalunya del pasado sábado nos ofrece en una detallada “guía para padres buscando escuela para sus hijos” (que tanto valdría para un colegio como para un club de golf, o un McDonald)

- Proximidad: compañeros de aula y vecinos.
- Equipo docente: maestros que no mandan deberes.
- Diversidad: aprender del alumno distinto.
- Amigos: al final, una opinión que importa mucho
- Coste: públicas tan caras como las concertadas.
- Continuidad: el salto de primaria a ESO.
- Conflictos: ¿sabe la escuela plantar cara al acoso?
- Proyecto lingüístico: la enseñanza del inglés.
- Instalaciones: espacios bien iluminados.
- Extraescolares: Actividades en el mismo cole.
- Tecnologías: ¿Pueden llevar móvil a clase?
- Valores: de la religión al medio ambiente.
- Ampa: la voz de las familias.
- Reputación: estigmas que marcan.


Naturalmente, no encontraremos rastro alguno del aprendizaje, de la transmisión de conocimientos. “Si cree usted que la educación es cara, pruebe con la ignorancia”. La cita de Curtis Bok tomada muy en serio por la Administración ¡Vamos a probar con la ignorancia! ¡Y encima van a pagar por ella!

De entre tanto ítem destacaría tres especialmente significativos, especialmente graves:

"- Coste: públicas tan caras como las concertadas. Salvo para quienes tienen beca, lo habitual es que las familias tengan que pagar algo (muchas veces testimonial) para ayudar a sufragar los materiales usados en clase o para que el ampa pueda organizar actividades. El precio no tiene por qué ir relacionado a la titularidad del colegio: hay escuelas públicas, según denunció el Síndic de Greuges, que cobran más que algunas concertada."

Existe todavía un papel llamado “Constitución Española” que afirma categóricamente que la educación obligatoria (esto es, hasta los 16 años) debe ser gratuita. Da igual. Los medios de comunicación se encargan de dejar claro lo contrario: La educaciónb de tus hijos la vas a pagar de tu bolsillo (por mucho que denuncie el Síndic de Greuges).

"- Tecnologías: ¿Pueden llevar móvil a clase? Cada vez resulta menos extraño ver tabletas u ordenadores portátiles sobre los pupitres de los alumnos. Son, en definitiva, una herramienta de trabajo más. También lo son en algunos institutos los teléfonos móviles. Lejos de prohibirlos, hay centros que defienden que, si el alumno aprende a hacer un buen uso, puede usar su ‘smartphone’ en clase."

El terriblemente efecto que los móviles y redes sociales están teniendo en nuestros jóvenes y niños es la consecuencia directa de una Administración educativa que prefiere mirar para otro lado, que prefiere no molestar los intereses bastardos de las grandes empresas de telecomunicaciones. Que el uso de los móviles es algo totalmente pernicioso para nuestros jóvenes lo sabe todo el mundo excepto la casta de pedagogos al servicio de los políticos al servicio a su vez de los intereses bastardos y embrutecedores de las multinacionales. Se deben prohibir tajantemente los móviles en las escuelas, y esto sólo lo puede hacer una Administración fuerte. No es el caso español ni catalán.

"- Reputación: estigmas que marcan. Una condena por no haber sabido detectar un caso de 'bullying' o la presencia de un profesor pederasta pueden marcar (para mal) la reputación de un colegio. A veces, una escuela simplemente es rechazada por las familias porque tiene muchos inmigrantes. Entonces, la Administración suele intervenir para tratar de mejorar su imagen."

Esto viene a cuento porque el ayuntamiento de Barcelona ha amenazado con suprimir el concierto con las escuelas Maristas por haber ocultado durante años los casos de abusos sexuales cometidos por ciertos profesores de dicha escuela. Sólo un pacto JuntsxSi y PP podría evitar su cierre. No, la Administración no está para “mejorar la imagen” de nadie. Está para evitar que casos así se produzcan, y esto pasa por cancelar de forma tajante el concierto con cualquier escuela que “por imagen” oculte dichas conductas. Qué vergüenza ver a la Administración reducida a un papel de lavado de cara de escuelas concertadas con casos de abusos sexuales.

El diario Ara nos ofrece un artículo similar, aún más bochornoso si cabe, del que destacaría los siguientes párrafos:

'[...]PÚBLICA? CONCERTADA? És la gran pregunta que es fan molts pares. La Laura i el Marc no són l’excepció. Entre els tres centres que a priori els agraden més, dos de públics i un de concertat, es decanten pel concertat. Els motius? Perquè hi ha una nova direcció que ha impulsat el treball per projectes i perquè el coneixen bé, ja que el Marc hi va estudiar. La part negativa d’aquesta elecció és el cost: 300 euros al mes amb el menjador inclòs, més del doble que a la pública. Els experts mantenen que a l’hora de fer aquesta elecció els pares han de tenir clar què significa que un centre sigui públic, concertat o privat, o que sigui confessional o no, i ser conseqüents. “S’ha de ser coherent amb els principis i valors de cada família”, deixa clar Bautista. Buxarrais no està d’acord amb el “mite” que les concertades o privades ofereixen una millor educació. “Que sigui pública o concertada és només una qüestió legal. Actualment, en la majoria dels casos, el perfil dels grups de professors dels dos tipus de centre són molt similars. Pagar més, doncs, no vol dir necessàriament aprendre més”.[...]'

Lo dicho: La escuela concertada (privada) escupiendo el esqueleto de la escuela pública.
 

Y los consabidos elogios sobre “Escola Nova 21”:

[...]La pedagoga també és partidària d’apostar per centres innovadors, com els que agrupa el programa Escola Nova 21, impulsat per la Unesco, la Fundació Jaume Bofill, la UOC i l’Obra Social La Caixa.[...]

No. El programa Escola Nova 21 no está impulsado por la Unesco. En todo caso estará impulsado por la cosa “Unesco Catalunya” que es otro de los inventos del señorito Eduard Batllori, que se apropia con todo el descaro del mundo del nombre “Unesco” para algo que no tiene nada que ver con la Unesco, como él mismo reconoció sin pudor alguno en TV3:


 

En este pequeño fragmento de vídeo está todo explicado: La cuestión nacional, el reconocimiento internacional de una nueva nación. Patriotismo, un cierto tipo de patriotismo, pero patriotismo al fin y al cabo.

domingo, 12 de febrero de 2017

Ahora os entiendo, pero prescindid de esa palabra funesta


Además, lo mío es también un intento de salir un poco del simulacro. Sé que quizás detrás de los simulacros no hay nada, pero en ese caso creo que yo  prefiero la nada”. Así acaba Gonzalo Santos su libro “En las Escuelas”, en el que recoge de la forma más irreverente sus vivencias como profesor sustituto en diversos institutos de secundaria del extrarradio de Buenos Aires. Pocos son los libros sobre educación que compro y no me arrepiento de haber malgastado el dinero. Este es uno de ellos.

Lo mío también es un intento de salir del simulacro educativo ¿O intento entrar en él?. Pero no puedo aceptar la posibilidad de que no haya nada detrás. Algo habrá, digo yo. El horror vacui aristotélico: La naturaleza odia el vacío. Si generas un vacío en tu vida, a la naturaleza le entra el pánico y te lo llenará seguro con algo. Tu prueba y verás. Es espectacular.

La pregunta fundamental: Por qué cada vez somos más ignorantes y más incultos, sobretodo teniendo en cuenta el increíble desarrollo tecnológico que nos permite aprender tantísimo sin coste alguno. Yo el primero, que quede claro. Mi madre, que creció en plena posguerra en un minúsculo pueblo del norte de Guadalajara es proporcionalmente más culta que yo con mi licenciatura universitaria.

 La escuela de Bustares es una pequeña sala en un lateral de la iglesia, bajo el campanario.

Como en las series de televisión americanas, empieza todo con un crimen. En este caso un doble crimen. Los culpables todavía siguen libres.

El primer crimen: El proyecto Educat1x1 de la época de Maragall, la substitución de todos los libros de texto de todos los escolares catalanes por ordenadores portátiles, acabó en un estrepitoso fracaso. Aquel proyecto fue dinamitado por las empresas editoriales, que no estaban dispuestas a renunciar a su nauseabundo negocio de la venta de libros de texto. Exigían su parte del pastel del mercado cautivo de la educación. Pura mafia. (Link)

El segundo crimen: El currículum oficial de matemáticas de Catalunya. El documento que fija, enumera y detalla qué matemáticas enseñar, el documento que debería estar en la mesita de noche de todos los profesores y profesoras de matemáticas de Catalunya, que debería ser un ejemplo de claridad, orden y simplicidad, es el trozo de texto más horrible, indigesto e ilegible jamás imaginado por mente humana. El currículum de matemáticas de Catalunya es un crimen de lesa educación. (Link)

Dos crímenes que están relacionados: Cuanto más oscuro e incomprensible sea el currículum, mayor será la dependencia del profesorado hacia el libro de texto. Las editoriales del libro de texto sobreviven porque asumen la responsabilidad de las programaciones que supuestamente se ajustan a un currículum oficial delirante basado en competencias básicas.

Aquí no vale apelar al libro como objeto totémico sagrado de la cultura. La ignorancia y la incultura fomentan el consumismo y el consumismo genera dinero. No hay nada que genere menos PIB que un joven leyendo un libro. Afortunadamente para las empresas y desgraciadamente para nosotros cada día se ven menos jóvenes leyendo. Que sí, que vale, pero las empresas editoras de libros de texto no fomentan para nada este tipo de lector. No es de esto de lo que hablamos.

Cuando la Administración se debilita los intereses económicos empiezan a pudrir el sistema educativo. El caso más obsceno que he comentado en este blog tal vez sea el de la escuela pública La Llacuna de Barcelona, y los miles de euros que fueron a parar a la empresa de la madre de uno de los niños a cambio de parar las clases, apartar a los profesores y hacer “La semana del silencio”, y todo en los mismísimos morros de la Administración, que se congratulaba de lo “innovador” del caso. (Link) (Link)

Pero no es el único, ni mucho menos. Editoriales amenazando a las Administraciones (sí, repito, esto pasa, editoriales amenazando a las Administraciones, mafia pura, Link). Editoriales exigiendo la substitución de todos los libros de texto con el pretexto de una nueva ley educativa estatal por unos libros nuevos pero que en realidad contienen exactamente los mismos temas, los mismos párrafos, frase a frase que los libros anteriores. Todo a cargo de las familias. Todo por hacer caja. Esto lo denuncié yo en este blog (Link) , y parece que a nadie más le importa.

Pero ni aún así se entiende...

Somos más incultos porque nos quieren más incultos. Las clases populares son las más perjudicadas por la destrucción del sistema educativo público. Los ricos siempre podrán pagar todo tipo de actividades extraescolares educativas para sus hijos.

La guerra contra el aprendizaje (entendido en su única manera posible, es decir, como transmisión de conocimientos concretos y evaluables de un docente a un alumno) como manifestación de la lucha de clases. Llegamos inexorablemente a Gramsci. Hacer del neoliberalismo un pensamiento hegemónico también en las escuelas e institutos. Libertad para escoger la educación que queremos para nuestros hijos como elegimos en el supermercado entre doscientos tipos de yogures diferentes.  Hagamos competir las escuelas entre ellas. Hagamos que las escuelas compitan entre ellas en satisfacer las demandas caprichosas de unos padres y sus ridículos caprichos pequeñoburgueses (bilingüismo, coaching, educación emocional...)  (Link)

Pensamiento hegemónico: Hay que pagar por la educación. Las buenas escuelas, aunque sean públicas, son caras. Pagarás la educación de tu hijo igual que tendrás que pagarte tu pensión o tu sanidad. Como en la canción de Sabina, "...y cada vez más tú, y cada vez más yo, sin rastro de nosotros".

La entrada más visitada de este blog, con más de 37000 visitas, es "Corrupción política y Campana de Gauss. Ejemplo práctico en Badalona" (Link), en la que comento la utilización de la teoría de la probabilidad matemática para descubrir cinco opositores a la policía municipal de Badalona que claramente habían obtenido fraudulentamente las preguntas del examen gracias a sus contactos políticos. Toda la teoría de la estadística y la probabilidad está desterrada del bachillerato catalán desde hace muchísimos años. El conocimiento es poder, eliminemos pues el conocimiento.

Pero ni aún así se entiende...

En la última entrada expresaba mi repulsión hacia la oferta formativa para el profesorado en Catalunya. La oferta formativa para nosotros los profesores es tan penosa como la de nuestros alumnos: Coaching, educación emocional, mindfulmindness...

Un lector de este blog me expresó su malestar porque sólo hablo (y mal) de la educación catalana. En Madrid la educación es tan mala como en Catalunya, objetaba, y no lo digo.

Si no hablo de la educación española es porque la educación española no existe. No existe un sistema educativo español. Y la educación, en última instancia, es patriotismo. Los maestros catalanes jamás han inculcado en los alumnos el odio a España, como se dice. Basta con inculcar en los jóvenes un sano sentido patriótico hacia su tierra, hacia Catalunya. El patriotismo es amar tu tierra, y no puede haber nada malo en ello (si no eres español). La palabra patriotismo en Catalunya jamás se utiliza, porque a diferencia del nacionalismo no se escribe, sino que se vive, se siente, se comparte, no hace falta decir nada.

En España es una palabra maldita. El patriotismo, repito, es amar tu tierra, tu nación, y los españoles, al menos algunos españoles, fuimos despojados de este derecho. En España el patriotismo está prohibido, y sin él no se puede construir un sistema educativo nacional. España, en lo educativo, es decir en lo fundamental,  es una federación de naciones independientes desde hace muchísimos años. Catalunya es educativamente independiente desde hace mucho tiempo. Y esto no va a cambiar.

Insisto: No hay nada más noble que amar tu tierra, excepto para ciertos españoles.

Ahora sí se entiende...

Hace cien años Einstein pasó por Barcelona para dar unas conferencias sobre su teoría de la Relatividad. Nadie entendió ni una sola palabra. Apenas cuatro matemáticos del momento pudieron seguir con dignidad sus profundos pensamientos. Al acabar, un grupo de políticos de la Mancomunitat se dirigieron al ilustre físico para explicarle la situación política catalana, el conflicto con el estado español, el nacionalismo catalán. El físico, judío y alemán, se quedó horrorizado al escuchar las palabras socialismo y nacionalismo juntas. Tardaron un buen rato, pero al final los políticos catalanes (Einstein aprendiendo, esta anécdota es buenísima) consiguieron que Einstein entendiera la bondad del nacionalismo catalán:“Ahora comprendo y justifico vuestro paradójico socialismo nacionalista. ¡Pero esto no es nacionalismo de verdad! Si queréis mi consejo, prescindid de esta palabra funesta”.  (Link) (si conseguieron que lo entendiera Einstein, también conseguirán que lo entienda Merkel, digo yo)

A mí me pasa lo mismo. Ahora lo comprendo, pero para ello debemos hablar de patriotismo, la palabra prohibida, al menos para algunos españoles como yo. Romper el tabú, como en una novela negra.

domingo, 5 de febrero de 2017

Catalunya, próximo estado "Post-truth" de Europa

Este blog trata sobre Antididáctica. La Antididáctica es lo que acontece a partir del momento en que llego a la conclusión de que las supuestas ciencias de la pedagogía, la didáctica y las llamadas ciencias de la educación son todas un fraude. Lejos de mejorar en lo más mínimo la experiencia del aprendizaje, lo perjudican gravemente.

Así como el jardinero limpia las plantas de pulgón y cochinilla, asi el profesor y el maestro deben hoy en día liberar la experiencia del aprendizaje de las más diversas y variadas formas de pedagogía.

Yo escribo este blog para personas como Amparo, que el otro dia me escribió para corregirme una falta de ortografía. Las personas que valoran las cosas bien hechas. Las personas que dan importancia al trabajo bien hecho, en todos sus detalles. Que les sale de dentro. Yo me entiendo.

Pero cuando la Administración, la máxima responsable en la protección de la enseñanza, alimenta y fomenta la propagación de todos estos chupócteros nocivos, la guerra está perdida. Hemos de aceptar la derrota. Como cuando uno entra en la web de Ensenyament y mira la oferta de formación para el profesorado, a mí lo que me sale de dentro es rabia, es odio, es frustración, tan intensa que es casi poética

Pero qué es toda esta puta mierda
Pero en qué puta mierda me he convertido
Si yo antes tenía estudios
Estudios reconocidos.
¡Qué narices hace un sindicato obrero
dando cursos de palanganero!
Acaso han dejado de ser obreros
y se han convertido en mamporreros
Lo único sólido que veo ¡qué ironía!
Lo ofrece el Colegio de Geología.
Las piedras siempre serán útiles
Para lanzarlas con puntería,
o para construir un muro
que nos proteja de la pedagogía
que nos libere de todos esos bobos
y que lo paguen los pedagogos.


Todo esta asquerosa mucosidad educativo-pedagógico que estamos generando en Catalunya en cantidades industriales (Benestar emocional, Flipped classroom, coaching, l'educació emocional, competències: rúbriques i portafolis, Programació Neurolingüística, Ecologia Emocional, Aprenentatge Significatiu, Intel·ligències Múltiples, Docents Relaxats i Conscients, Autoconeixement per a docents, Aprendre a aprendre – Assertivitat...)   son las diferentes formas “locales” de lo que internacionalmente se denomina “Post-Truth” y “Post-Facts”.


Post-truth y Post-Facts es lo más moderno en manipulación social. Consiste en convencer a la población (y aquí entramos los docentes de una forma muy activa) de que la verdad y los hechos no son importantes, que lo importante es lo emocional, los sentimientos, las pasiones. Una vez se inocula esta mentira en la sociedad, la población se convierte en el rebaño más vulnerable y manipulable que podamos haber imaginado nunca.

Los dos referentes internacionales más significativos del poder manipulador del Post-truth son el Brexit y Ronald Trump. Este año 2017 se añadirá a la lista un tercero: El “Procés” de independencia de Catalunya.

Un ejemplo de post-truth: ”La Generalitat de Catalunya ha obtenido de forma ilegal todos los datos fiscales de los catalanes”. Ya no es algo cierto ni falso, ni se confirma ni se desmiente. En la era “post-truth” todo esto sobra. Lo único que importa es lo que tú sientes: Si estás a favor o en contra, si te produce rechazo o aceptación. Lo que tú “opinas  (es decir, tus emociones). Y además, todo en el brevísimo instante de tiempo en el que se mantiene bajo el foco mediático, pues se mantiene a la población en continuo estado de shock bajo una continua ducha de novedades.

Otro ejemplo, cuando el ex-president Mas, ante las últimas detenciones por corrupción e miembros de su partido, afirmaÉs un judici sense base legal, és un muntatge polític" ¿Nos está tomando por imbéciles? No, es “post-truth”.

Se está empezando a estudiar lo fácil que es utilizar de forma malintencionada los algoritmos internos de Google, Facebook y demás redes sociales para alterar el flujo de noticias e informaciones que nos llegan y manipular nuestra percepción de la realidad. Se están empezando a tomar muy en serio, por ejemplo, luchar contra las empresas generadoras de noticias falsas (“fake news”) por su poder manipulador (link).

Un grupo bien organizado en pongamos Rusia, inyectando cantidades ingentes de material informativo en las redes sociales mediante identidades falsas, puede alterar la intención de voto en cualquier parte del mundo.

En el 2017 Catalunya se convertirá en el nuevo estado independiente de Europa, pero esto al mundo le importa un pimiento. Y será el primer estado Post-truth del mundo, y esto sí será significativo internacionalmente. La educación será un elemento fundamental en este proceso. El Referendum es sólo el inicio. Ahora, más que nunca, debemos transmitir a nuestros jóvenes que los contenidos sí importan, que la verdad sí importa. O Catalunya será el Puerto Rico europeo, país por cierto con el que compartiremos bandera.

domingo, 29 de enero de 2017

Merlí. La "nueva educación" catalana da asco.

Algunas personas bienintencionadas consideran que mi blog no aporta nada al “debate educativo”.  Que hay mucho odio.Todavía no saben que no existe ningún debate educativo. No saben todavía que la post-verdad (lo que algunos llaman “Fascismo 3.0” Link ) hace tiempo que ganó  la guerra de la modernidad. Debemos aceptar nuestra derrota. Y al derrotado sólo le queda el odio. La post-verdad exige una post-educación (llamada también “nueva educación”), y una post-educación exige un post-profesorado, un nuevo modelo de docente. Y a los derrotados sólo nos queda poner cortinas en las ventanas barradas del campo de concentración. Ponernos cresta de punki. Mantener un blog mientras nos dejen. Echar unas risas con nuestros compañeros del gulag.

En España el modelo de post-profesor es César Bona, y en Catalunya se llama “Merlí”.

Los dos visten camisa azul arremangada y los dos tienen la irritante costumbre de poner los zapatos encima de la mesa. Los dos son super modernos y supermolones. Que uno de los dos sea un maestro “real” y que el otro sea un personaje de ficción no tiene la menor importancia en el contexto de la “post-verdad” triunfante. La ficción o la realidad son un hecho, y los hechos ya no importan en absoluto. Sólo importa la capacidad de bombardear despiadadamente el corazón de los jóvenes con mensajes emocionales.

Merlí es un personaje de ficción, es el profesor de filosofía de un instituto público catalán dentro de la serie homónima de TV3, la televisión pública de Catalunya. Pero al mismo tiempo Merlí es real, porque parece real. Y en “post-verdad” lo que parece real es real. Merlí es el modelo catalán para el nuevo profesor, para la "nueva educación".

Tengo que reconocer que no he visto ni un solo capítulo de esta serie. Y mira que en casa nos gustan las series de TV. Ahora estamos enganchadísimos a “Trapped”, la serie de misterio policial nórdica que BBC Four emitió con enorme éxito en versión original con subtítulos en inglés. Os recomiendo que tiréis de torrent y disfrutéis de "Trapped".

Pero el otro día cayó en mis manos el libro oficial de la serie "´Merli". Y más allá de ser un libro de filosofía pensado para el público juvenil, el libro es una guía perfecta de cómo será la “nueva educación” catalana. En todos sus niveles: Cómo debe ser una asignatura (en este caso la filosofía), cómo debe ser un profesor catalán (Merlí, el protagonista, un profe de filo atípico y molón), y como debe ser la relación entre profesores y alumnos, y los valores y principios se deben transmitir en los institutos. Está TODO. Este libro debería ser lectura obligatoria en todas las facultades de pedagogía y educación catalanas. Ya lo tiene dicho  nuestro amado líder, el señorito Eduard Vallory: “Barcelona hace 100 años fue la capital internacional del cambio educativo y celebramos que quiera volver a serlo”.

Veamos en qué consiste el cambio.

Merlí, filosofía y merliniades que et faran trempar”. En catalán, el verbo “temprar” tiene un doble significado intelectual-sexual, trempar-se es excitarse, es motivarse, es emocionarse, pero también es tener una erección, es que se te ponga dura. En la traducción castellana del título, (“Merlí, filosofía y merlinadas que te harán flipar”) se pierde esta doble connotación, todo esto se reduce a un vulgar “flipar” (del inglés “to flip”, como en “flipclass”).

Esto se intenta corregir en una de las actividades "pinta y colorea" que propone el libro: “Acoloreix el graffiti” (“Colorea el grafiti”)


En la versión en catalán vemos nuevamente el mensaje  “Merlí, ens fots trempar!” , que en la versión en español se traduce  por “Merlí, ¡nos haces empalmar!", pero para los lectores castellanos “empalmar” no tiene connotaciones intelectuales.

Tal vez os sorprendan los extraños simbolismos mironianos que aparecen en un libro de filosofía para jóvenes... Eso es porque no estamos a la altura de la “nueva educación”, la educación del siglo XXI. Os pasa como a mí,, que no somos suficientemente modernos. La televisión pública catalana, con series y libros como este, con nuestros impuestos, ejerce una inestimable labor educativa. Nos deja muy claro como será la “nueva educación” catalana: Va a ser la polla.

Hay que remarcar que no aparece en el libro la más mínima indicación sobre la franja de edad adecuada para los lectores de este libro (los intereses comerciales están por encima de todo). Pero lleva el sello de calidad de “TV3”, la televisión pública catalana, así que los padres pueden comprar este libro de filosofía para sus hijos de cualquier edad, con absoluta tranquilidad. Es un libro lleno de sabios consejos y amenas actividades filosóficas para nuestros jóvenes de cualquier edad.

Sexo y relaciones afectivas.

El sexo y las relaciones afectivas son fundamentales en “post-verdad”, porque proporcionan las emociones más fuertes. Y este libro (aparte de dar mucho asco) es una impresionante guía sexual-sentimental para nuestros jóvenes. El sexo reducido a un objeto de consumo.

Gerardo y Bruno reaccionan de formas totalmente opuestas al hecho de que sus padres estén liados. Gerardo no puede soportarlo y se escapa de casa, mientras que a Bruno no le importa nada.
¿Con la madre de qué amigo te gustaría que se enrollara tu padre?
¿Te imaginas a tu madre follando con el padre de una amiga?
Prueba combinaciones y reirás. Piensa que la realidad supera la ficción...


Muchos de los profesores actuales recelan de la “nueva educación” porque desconfían de la ruptura de las barreras tradicionales entre profesor y alumno que esta supone. Este libro disipa toda duda: La sexualidad del profesorado (y su efecto en las notas) es algo que está perfectamente integrado en la relación con los alumnos.
 Yo creo que Eugeni [un profesor] no folla. Lo digo en serio: Si follara nos aprobaría a todos. ¿Cuales de tus profes crees que tienen una vida sexual que da pena?

También las relaciones sentimentales entre el profesorado están perfectamente integradas en la vida estudiantil de la "nueva educación":
Para cortar con ella, Merlí [el profesor] dice a Laia, la profe de inglés, que se ha hecho la vasectomía... ¡No se lo cree ni él!

En el libro encontramos una sexualidad “para chicos” y una sexualidad “para chicas” claramente diferenciada.

La sexualidad para chicos:
 Marc: Tu vas a una tía y le dices: “Pinto tus años con la belleza de tus días...” ¡Y te la follas!

Merlí [El profesor]: ¿Sabes qué tendrías que hacer, Joan [Alumno]? Estrenarte, follar, echar un polvo.

Hay que remarcar que la sociedad catalana es conservadora. No se entendería este mismo consejo del profesor si el alumno fuera una chica: “¿Sabes lo que deberías hacer, Laia? Estrenarte, follar, echar un polvo” sería inaceptable.

Y una sexualidad y afectividad para chicas:

Después de pelearse con Pol, Bruno dice a Tania que es ¡¡¡una puta gorda que no para de taladrar!!! Y después, claro, se arrepiente porque se ha pasado mucho... ¿Te ha pasado alguna vez algo similar?

La Berta hace a Tania la putada de enrollarse con el Marc delante de sus morros. Has hecho algo similar a un amigo/amiga? ¿Cuál es tu parte cabroncita?

El futuro. Los valores éticos.

El futuro de nuestros jóvenes se trabaja profundamente en este libro con los sabios consejos de este profesor de filosofía, que son los valores y orientaciones que debe transmitir todo profesor de la “nueva educación”. Una sociedad de fuertes y débiles.

Lamentablemente, hacerse amigo del popular de la clase te abrirá puertas para el día que vuelvas a plantar el culo en el instituto [¿como profesor?]. Me sabe mal pero te tienes que hacer amigo del chulo creído para que la gente te tenga en cuenta. La vida es así de grotesca. Es así de triste... En cualquier lugar donde haya mucha gente siempre habrá clases: los populares, los nerds, los empollones, los que están buenos, los frikis, los que dan miedo... ¿Sabes hacer una clasificación de todos los especímenes que tenéis en el instituto?

El sistema os quiere aquí [el instituto] encerrados para que el día de mañana seáis productivos. Algunos, los que tengáis suerte, trabajareis en aquello que os gusta. Pero la mayoría, mientras trabajáis, contareis los días que faltan para que comiencen las vacaciones. ¿A qué te quieres dedicar cuando seas mayor y que hará que te olvides de rayar los días en el calendario como si fuera una condena?

 Nosotros sufrimos las consecuencias del enriquecimiento de unos cuantos hijos de puta, y en lugar de pedirles explicaciones, nos convertimos en hermanitas de la caridad. ¿Por qué cojones tenemos que cumplir nosotros la penitencia que tienen que pagar los desgraciados que han provocado todo esto? Después de estas palabras tan cañeras de Merlí, ¿Colaborarías en causas benéficas?

Estructura educativa.

La “Nueva educación” exigirá una renovación total de la estructura educativa. Todas las escuelas se convertirán en concertadas, es decir, privatizadas, se promoverá la libre elección de centro por "tipología", se eliminarán los exámenes, las asignaturas, y sobre todo, la cultura del esfuerzo. Y todos los profesores trabajaremos para Eduard Vallory. En Catalunya se está haciendo un impresionante trabajo en este sentido, con iniciativas como “Escola Nova 21”. Todo esto aparece en este libro, en un lenguaje claro y directo para nuestros jóvenes:

No a los exámenes:
Bruno y Pol consiguen (es una forma suave de decirlo) el examen de catalán y estudian para sacar un 10. Sí, de acuerdo, tener el examen es una gran ventaja pero... ¿de verdad crees que los exámenes son la mejor manera de evaluar los conocimientos? ¿Si piensas que no, como lo harías si fueras profesor?

No a las asignaturas:
Podéis usar el temario para limpiaros el culo. ¿Con qué papel superimportante (Historia, Mates, Religión, Filosofía) te limpiarías el culo con muchas ganas? Nadie te mira, puedes ser sincero.

Sí a la escuela concertada, y sí a la elección libre de centro:

Marca con una X a qué tipo de instituto NO quisieras ir nunca:
Una escuela privada religiosa (del rollo Esclaves de Jesús, A cor de Maria) que separara niños y niñas.
Un instituto público de barrio
Una escuela concertada donde cada alumno trabaja con un ipad en clase.
Un instituto público pero con familias pijas. O sea, el insti más cool de tu ciudad.
Una pequeña escuela de pueblo, rodeada de naturaleza.



Gerard [Alumno]: Ya era hora que hiciéramos una salida, nunca hacemos nada.
Merlí [Profesor]: Haber pedido a tu madre que te llevara a una escuela concertada, que hacen colonias, excursiones, viajes de fin de curso... Más que nada para justificar el precio.


No a la cultura del esfuerzo:

 Querer no es poder. No te creas esta frase de Disney... Por mucho que quieras, si no estás capacitado para hacer una cosa no la podrás hacer.


¿Valoramos más las cosas porque nos han supuesto un esfuerzo? ¿Qué prefieres, una moto gratis en la puerta de casa o conseguirla trabajando tres años vendiendo hamburguesas? ¿Qué prefieres, el camino del esfuerzo o la vía rápida? ¿Esto te hace mejor o peor persona? 

Decía Pasolini que no se puede crear nada sobre el odio. Sin duda Pasolini no era un profesor catalán.

domingo, 22 de enero de 2017

Os odio queridos estudiantes


Cincuenta años después, el poema de Pasolini "Il PCI ai Giovani" todavía es controvertido. En pleno 68 la policía impide brutalmente una invasión de la facultad de letras por parte de cientos de jóvenes del partido comunista italiano. Y Pasolini, el referente intelectual de la izquierda, llama “hijos de papá” ¡a los estudiantes!, y se declara simpatizante ¡de los policías!

Tienen caras de hijos de papá.
Buena raza no miente.
Tienen el mismo ojo ruin.
Son miedosos, ambiguos, desesperados
(¡muy bien!) pero también saben como ser
prepotentes, chantajistas y seguros:
prerrogativas pequeño-burguesas, amigos.
Cuando ayer en Valle Giulia pelearon
con los policías,
¡yo simpatizaba con los policías!
Porque los policías son hijos de pobres.
Vienen de las periferias, campesinas o urbanas.

Pier Paolo Pasolini. Il PCI ai Giovani (fragmento)

Sus ojos de poeta encontraron en los rostros de aquellos policías los rasgos obreros de los que han de sacrificar sus vidas, sus almas, a cambio de un sueldo. Exiliados de la miseria rural que llegan a la ciudad sin otro afán que el de buscarse un provenir para ellos y para sus familias. Con sus uniformes grises y sus porras de reglamento, no han leído nunca a Marx, ni estudian ruso en su tiempo libre. No viven el 68 como los estudiantes universitarios. Ellos sólo pretenden un sueldo digno. Asalariados de la represión: Si hay que dar hostias, se dan hostias. Como panes.

Y qué poco revolucionarios eran para Pasolini los rostros de aquellos jóvenes universitarios pretendiendo invadir la Facultad de Letras. Los hijos de la primera “clase media” de la historia, los primeros que pudieron recibir estudios universitarios, exigiendo el poder. Jugando a ser poderosos. Más que lucha de clases, Pasolini vio en ellos lucha de generaciones, hijos arrebatando el poder a sus padres. Mucho más Freud que Marx.


Leamos a Pasolini, a Marx, a Freud... Leamos tanto como que haga falta para poder comprender los fenómenos inauditos que acontecen en nuestro país.

Una manifestación en Barcelona. (Link). Una manifestación de policías exigiendo respecto a los antisistema. Funcionarios pidiendo, suplicando, no recibir tantas hostias por los jóvenes antisistema. Intentaré explicarlo (perdonad mi torpeza): La CUP, un joven partido revolucionario independentista de extrema izquierda con 8 escaños en el Parlament, exige a la policía catalana que no cumpla la ley. No todas las leyes, aclaro, sólo aquellas que impliquen la detención de miembros de la CUP. Por lo que parece, los jóvenes cupaires han llegado a la conclusión de que no puede haber revolución sin independencia, y no puede haber independencia si los policías catalanes cumplen la ley. Y como las leyes no se pueden cambiar mientras no seamos independientes y no seremos independientes mientras no seamos revolucionarios, pretenden salir de este círculo pidiendo al funcionario policía que sea revolucionario e incumpla la ley.

Una entrevista a un profesor. (Link) . En la radio. Os la recomiendo. El profesor Alberto Royo, funcionario docente, se ha convertido en el profesor más controvertido de España. Porque reivindica simplemente hacer su trabajo: Enseñar música. Es honesto, honrado y sincero, es decir, muy problemático. 

Alberto se niega a asumir el postulado fascista de la “nueva educación” de que “todo niño tiene talento”. Alberto lo niega. Es decir, reivindica que su trabajo es enseñar música incluso a aquel que no tiene talento. Y el entrevistador ataca, una y otra vez, poniendo en boca del profesor lo que éste en ningún momento dice: “Entonces, usted afirma que no todos los niños tienen talento”. No. El maestro evita la trampa una y otra vez, argumenta que su trabajo no es el de medir el grado de talento de los estudiantes, sino el de transmitir unos conocimientos, con pasión y con honradez, a todos. Y el entrevistador insiste e insiste hasta que consigue arrancar de la boca del profesor la frase maldita, que sí, que tal vez no todos los jóvenes tienen talento. Ya ha conseguido su gran titular: "El profesor afirma que no todos los niños tienen talento", ergo, él sólo enseña a aquellos que sí lo tienen. ¡Falso! El talento es el nuevo fascismo. No se puede argumentar, ni a favor ni en contra. Sólo puedes estar a favor o en contra. Posicionarte.

Funcionarios que son noticia porque se niegan a ser “revolucionarios” en revoluciones que caben en 140 caracteres, revoluciones de Twiter.

Donald Trump acaba se ser investido nuevo presidente de los Estados Unidos. Aparece día y noche en los medios de comunicación. Pero nadie habla de su política educativa. Trump pretende erradicar la concepción nacional de la educación (Common Core), pretende llevar la educación al ámbito local: Que cada ciudad, condado y pequeño pueblo eduque como quiera. Al fin y al cabo, siempre existirán las universidades privadas para educar a las élites económicas.

Es exactamente el mismo sistema educativo que “Xarxes per al canvi” pretende instaurar en Catalunya. Desmantelar todo el sistema educativo nacional y que en cada ciudad y pueblo, cada escuela y cada instituto enseñe como quiera y lo que quiera. Pero eso sí, todas las escuelas e institutos deben ser innovadores. Cuando es matemáticamente imposible que todas las escuelas sean innovadoras. Incluso cuando se da la paradoja lógica de que cuando todas las escuelas sean innovadoras, aquella escuela que no sea innovadora será tan innovadora como la que más. Innovación por la innovación, educación de postureo.

La innovación tiene que ser la nueva normalidad”, clama Vallory, el gurú-señorito educativo oficial de Catalunya. Ni la más mínima critica. Todos los movimientos fascistas, todos, fueron en sus momentos iniciales movimientos revolucionarios. Tal vez Pasolini nos quiso prevenir precisamente de esto con aquel insolente poema."...Nella mia poesia (Vi odio, cari studenti) dicevo, in due versi, di simpatizzare per i poliziotti, figli di poveri, piuttosto che per i signorini della facoltà di architettura di Roma; nessuno dei consumatori si è accorto che questa non era che una boutade, una piccola furberia oratoria paradossale, per richiamare l’attenzione del lettore, e dirigerla su ciò che veniva dopo..." (Link)

  

Nota: "Os odio queridos estudiantes" es la traducción de "Vi odio cari studenti", el título del poema de Pasolini, también llamado "Il PCI ai giovani"

domingo, 15 de enero de 2017

Creatividad - Conocimiento - Negocio. BAR-CEL-ONA (Primera parte)

¿Creatividad o Conocimiento? La pregunta es un navajazo en el vientre del sistema educativo. Un clamoroso delito de apropiación indebida del lenguaje. La “nueva educación” se adueña de todo lo que suena agradable (“imaginación”, “creatividad”...)  y asigna al enemigo, el aprendizaje tradicional, todo lo que suene desagradable (“esfuerzo”, “sacrificio”, “memorización”...). Guerra sucia, pero todo vale cuando hay muchos millones de euros en juego en negocios y chanchullos educativos. ¿Acaso se creerán los gurús de la “nueva educación” tan intocables como los Pujol Ferrusola?

La sociedad (aparentemente) exige que la escuela deje de transmitir conocimientos y pase a ser un potenciador de creatividades (sea lo que sea esto). Además, por lo que parece, los profesores no tenemos ni idea de creatividad. Es más, somos sus máximos enemigos. Matamos la creatividad de los niños como el Fairy se come la grasa de los platos.

El mayor ejemplo de éxito creativo puro que conozco es el de Barcelona. No me refiero a la ciudad, sino a la palabra “Barcelona”. Hoy en Antididáctica, analizamos el fenómeno creativo “Bar-Cel-Ona”.

Todo sucedió en 1978. Un joven hippy valenciano, Javier Mariscal, llega a Barcelona. Hablamos de la Barcelona de los setenta, la que vivía en un momento de ebullición cultural irrepetible: La de la “Nova Cançó”, del “Nuevo Teatro”, la que atraía a escritores latinoamericanos como Vargas Llosa o García Márquez, la de Carlos Barral, Gil de Biedna, Félix de Azúa, Terenci Moix...

En  aquella Barcelona Mariscal conoce a gente como Nazario (autor de la adorable Anarcoma, Nazario aquel maestro de Sevilla que un día se presentó en clase con las uñas pintadas), Ocaña, los hermanos Farriol, Onlyou...  y entre todos montan una comuna hippy en la calle Comercio, en la que editan su fascine “El Rrollo Enmascarado”. Clandestinamente, sin ordenadores ni modernas impresoras, sin un puto duro, pero con muchísimas ganas de hacer, dibujar, contar historias nuevas.

Xavier Mariscal aporta (entre otras muchas cosas) sus dibujos, sus cómics, como los Garriris, unos personajes de trazo alegre y desenfadado.


Un buen día de 1978 Mariscal descubre que la palabra “Barcelona” tiene rollito. Da juego. Todo el mundo sabe lo que significa “Bar”: Lugar de copas, de ocio, de fiesta. Alcohol y alegría. Sabe también que en catalán “Cel” quiere decir cielo, azul y precioso, luz y color. Pero ¡Qué pena! Mariscal no sabe suficiente catalán. No sabe que “Ona” en catalán es “ola”, ola de mar, playa y chiringuito.

Xavier Mariscal tiene delante de los ojos el mejor gancho publicitario para la proyección turística de la ciudad: La propia palabra Barcelona cuyas letras agrupadas en una estética matriz 3x3 representan todo lo que la ciudad de Barcelona quiere ofrecer al mundo: “Bar”, “Cel” y “Ona”: Bares, sol y playa. ¡Y encima en catalán!. Una insignificante partícula cognitiva ("ona") separa a Mariscal del éxito profesional más importante de su vida.

Y mientras tanto, millones de personas que viven en Barcelona y sí saben catalán, y que por tanto conocen perfectamente el significado de estas tres palabras, tampoco prestan la más mínima atención a este hecho. Es más, lo consideran una auténtica chorrada. No son suficientemente creativos, digámoslo así. En las escuelas no recibían ningún tipo de educación creativizante y creativizadora.

¡Qué emocionante! Por un lado, un creativo que no sabe suficiente catalán. Por otro, millones de catalanes que no son creativos. Y en juego una camiseta que vale millones en el mercado publicitario. Esto pasa en América y ya habrían hecho una película.

Y en un momento dado ¡por fin! Mariscal descubre que “Ona” quiere decir ola. Y le añade color y dibujo al conjunto de las nueve letras, diseña la camiseta Bar-Cel-Ona que le hace millonario, y le permite montar su propio estudio de diseño.


Años después eligirá un personaje secundario de los Garriris, un humilde perrito minimalista, al que pondrá erguido, llamará Coby, y presentará como propuesta de mascota oficial para las Olimpiadas de 1992. Ganará el concurso y, Xavier Mariscal, aquel hippy de la Barcelona de los setenta saltará a la fama y el éxito mundial como diseñador. Cómo se sentiría de poderoso si hasta se atrevió a llamar enano al mismísimo Jordi Pujol.

Le llovieron proyectos de diseño de todo el mundo. Xavier Mariscal se hizo de oro gracias a la creatividad.

Actualmente Xavier Mariscal está arruinado. Con todas sus posesiones ambargadas por Hacienda, a sus sesenta y tantos años vuelve a no tener nada. A ser aquel hippy de los años setenta y ochenta. Es encomiable el buen humor y alegría que pese a todo transmite.

El próximo domino, la segunda parte.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Escola Nova 21 ¿Está la educación catalana en manos de la mafia?

Jordi Martí publicó recientemente un artículo en su blog “Xarxa Tic” con el contundente título “Escola Nova 21, la supuesta mafia educativa empieza a enseñar sus cartas”. Es importante tener muy claro que, incluso en un blog, debemos ser escrupulosos con lo que escribimos, y tener muy clara la línea roja que separa la libertad de expresion de la calumnia. Los argumentos se deben razonar,  la manida artimaña (tan utilizada por cierto en los programas de telebasura) de añadir la coletilla  “supuesta”, no nos debe hacer pensar que tenemos inmunidad para frivolizar con algo tan serio como la mafia. Hoy, en Antididáctica, analizamos los motivos que pueden hacernos pensar que

LA EDUCACIÓN CATALANA ESTÁ EN MANOS DE LA MAFIA

Lo primero que tenemos que dejar claro es que en Catalunya no hay mafia. La mafia, como todo el mundo sabe, es algo que está en el sur de Italia, en Nápoles y Sicilia.

En Nápoles, la mafia controla, por ejemplo, las milllonarias ayudas europeas para el reciclaje de residuos tóxicos. Recordemos, por ejemplo, el escandaloso caso de los camiones repletos de materiales contaminantes que, lejos de ser llevados a plantas de tratamiento, eran enterrados por la vía rápida en campos de cultivo en los alrededores de Nápoles.

En Catalunya recientemente nos hemos enterado de que una importante empresa nacional, después de cobrar más de 800 millones de fondos europeos para la limpieza de los lodos tóxicos arrojados al río Ebro durante décadas por la empresa Ercros, ha decidido finalizar su trabajo dejando sin recoger más de un 150000 toneladas de materiales contaminantes. Una empresa que, por otra parte, está involucrada en multitud de procesos judiciales por corrupción política.

http://www.segre.com/es/noticias/panorama/2016/12/17/acuamed_dejo_sin_limpiar_150_000_toneladas_flix_8324_1106.html

En Sicilia, la mafia controla totalmente el negocio de las funerarias. Los sicilianos se lo toman con buen humor, al fin y al cabo, dicen, es un negocio que la mafia conoce y utiliza habitualmente. Aquí, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido crear una empresa pública de pompas fúnebres para acabar con los escandalosos precios que las empresas privadas obligan a pagar por un entierro.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/barcelona-creara-una-empresa-funeraria-publica-para-rebajar-los-precios-los-entierros-5622427

Pero vayamos al terreno educativo.

Il nipote.
En Italia existen dos tipos de mafia. Está la mafia clásica, la tradicional, la cutre. El padrino Don Tomasso que, sí o sí, impone como médico del pueblo a su nipote Andolino. Porque sí, porque lo dice él. Y pobre del lugareño que se ponga enfermo porque el nipote Andolino no tiene ni idea de medicina. Este tipo de mafia sólo existe en las películas de Hollywood.

Y está la mafia moderna, la mafia que se mueve en los pasillos del poder político y empresarial, la que lleva “un poco más lejos” los engranajes de los contactos personales. Una mafia seria, con un altísimo sentido de la responsabilidad, que jamás caería en la vulgaridad de imponer a un incompetente en un puesto de responsabilidad.

En Catalunya un día nos hemos levantado y nos hemos encontrado como máximo gurú educativo a un tal Eduard Vallory, él y su formidable carpeta de contactos políticos. Un señor que no deja de aparecer con todos los medios de comunicación como supremo abanderado del profesorado de este país.


La lupara.
La lupara es una escopeta de caza de cañones recortados, el arma por antonomasia de la mafia siciliana tradicional. Mortal en las distancias cortas. Las últimas declaraciones de Eduard Vallory en La Vanguardia las he sentido como un disparo de lupara en la barriga:

- ¿En la escuela que viene no habrá libros?
El libro fue diseñado como resumen de todo aquello que había que transmitir. Pero este planteamiento hoy está obsoleto. Hay muchas cosas que un alumno debe desarrollar y que no están en los libros de texto.
- ¿Entonces no tendrán el papel que tienen hoy?
¿Cuándo fue la última vez que abriste la página de una enciclopedia? Pues con el libro de texto pasa un poco lo mismo.

http://www.lavanguardia.com/vida/20161216/412641654684/escuela-prepara-responder-examenes-obsoletos.html

¡Qué poca finezza! ¡Qué terrible perdigonada cultural! que alguien llame a una ambulancia, la hemorragia es imparable. Los libros están desarmados, indefensos. ¿Era necesario decir tal salvajada? ¿era necesario ser tan cazurro? La peor violencia es la que mana de la arrogancia.

Omertà.
El rasgo fundamental de la mafia es la imposición del miedo. El control y sometimiento del espacio público, la destrucción por la vía del miedo de la suprema exigencia cívica de denunciar públicamente cualquier abuso del poder.

Hace unas semanas el diario “Ara” publicó un extenso artículo, uno más, para mayor gloria de “Escola Nova 21”.

http://criatures.ara.cat/escola/10-coses-cal-saber-Escola-nova-21_0_1698430147.html

Sin atisbo de la más mínima crítica, todo el mundo aparece en el artículo con nombres y apellidos. Pero en la sección de “opiniones de los lectores” y bajo el pseudónimo “AndrOmina”, encontramos una razonada argumentación crítica a este proyecto.

Algo serio y grave pasa cuando las voces críticas sólo aparecen bajo el escudo del anonimato. Cuando hay miedo a hablar, cuando hay miedo a ser reconocido.

No, sin lugar a dudas, la educación catalana no está en manos de la mafia, pues semejante despropósito es incompatible con los altísimos parámetros de seriedad y eficacia de la mafia moderna. Cualquier comparación en este sentido podría acarrearnos un pleito por difamación, y la mafia tiene muy buenos abogados.

Aquí están los argumentos de “AndrOmina”, el anónimo y lúcido crítico de “Nova Escola 21”.

Deus coses que hem de saber (també) de l’Escola Nova 21:
1.-L’Escola Nova 21 no es regeix per principis democràtics. Gran part dels directors de les escoles adscrites al programa s’emparen en la LEC per convertir els seus postulats en indiscutibles i elegir a dit el seu professorat. Els principis ací descrits esdevenen dogmes el qüestionament dels quals porta a l’exclusió dels equips docents.

2.-El moviment que impulsa Escola Nova 21 no és un moviment de renovació pedagògica, sinó un moviment pedagogista. Això vol dir que no es basa en l’anàlisi de dades, el rigor o el resultat d’experiències similars en altres llocs, sinó que es basa en uns principis ideològics que es prenen com a vàlids a priori i que s’organitzen en un discurs pseudocientífic farcit de vocables de moda per vendre’s i enlluernar els desprevinguts.

3.-L’Escola Nova 21 oblida que el coneixement és valuós per sí mateix, i no només en la mesura en què es pot aplicar de manera “competencial” a situacions “concretes”. Això converteix aquest moviment en un moviment antiintel•lectualista: ni la música barroca, ni Kant, ni el Tirant, ni Copèrnic ni el Modernisme serveixen per a desenvolupar les competències que la “societat del segle XXI” suposadament demana.

4.-Darrere de l’Escola Nova 21, i els seus mecenes ho evidencien clarament, hi ha unes intencions plenament empresarials i polítiques. Empresarials perquè a través de la disfressa de la innovació i el progressisme, es formen individus idonis per aquest lobby: consumidors acrítics, treballadors fàcils d’adaptar a qualsevol exigència “organitzativa”. Polítiques? Insisteixen en què es pot fer més amb menys: se’ns vol fer creure que el secret està en les metodologies “avançades”.

5.-Escola Nova 21 oblida que un model similar va ser desterrat de llocs com Nova York pel fet que va espatllar l’ascensor social. En efecte, donant excessiu “protagonisme” a l’alumne agreuja les diferències d’origen amb què aquests alumnes acudeixen a l’escola. Vivim en un país en què l’ascensor social s’ha espatllat a partir de l’aplicació de la ideologia constructivista implantada amb la LOGSE: si bé a finals del segle XX un percentatge importantíssim de fills de famílies amb estudis primaris o mitjans accedia a la universitat (estudis superiors), aquest percentatge s’ha reduït de manera significativa (un 50%) amb els fills de l’actual sistema, els principis del qual pretén aprofundir Escola Nova XXI. (Font: Lacasa, sense comptar els immigrants)

6.-Escola Nova 21 opta per una metodologia que, segons els seus defensors seriosos, implica un coneixement de base consolidat (treball per projectes). Aquest coneixement de base no està encara ni assolit ni consolidat a l’educació primària, de manera que els nens vaguen d’uns coneixements a altres, la major part dels quals anecdòtics, sense cap tipus d’estructura. Tampoc se sistematitza el treball de les competències lectores i matemàtiques bàsiques, de manera que no es estrany que un nen acabe la primària sense saber llegir (si entenem que llegir no és només decodificar). Es diu interdisciplinar pel fet que proposa abolir les matèries, però en realitat és antidisciplinar, pel fet que en realitat no imparteix cap disciplina i impedeix establir-ne relacions.

7.- El Síndic de Greuges va advertir fa unes setmanes del perill de segregació que hi ha entre les diferents escoles públiques: aquestes noves pedagogies fan que la matrícula de els escoles que hi opten siga demandada per famílies benestants, que acaben desplaçant l’alumnat de famílies amb dificultats socio-econòmiques a altres centres “guettos”. En realitat, aquest fenomen no és un risc, és un objectiu ocult d’aquest programa: un pas previ per privatitzar la gestió d’aquestes escoles amb un suposat “model d’èxit”. No oblidem que l’avantprojecte de la LEC ja contemplava aquesta possibilitat, que es va retirar... de manera definitiva?

8.-Escola Nova 21 oblida que la societat del segle XXI és la societat de treballs precaris pagats a 2 € l’hora, de nens que han de quedar-se cuidant germans petits a casa perquè si no als pares els fan fora de la faena. I que per canviar això i no acceptar-ho com a inevitable cal una formació molt sòlida, una preparació ben gran en les diferents disciplines que permeta analitzar la realitat social, política i econòmica en què vivim i que, d’entrada, no aboque a l’alumnat a un fracàs anunciat a primer de l’ESO i a pidolar en el futur aquestes faenes precàries per poder, almenys, malviure. A ningú li escandalitza que l’alumnat actual, després de fer un batxillerat, no estiga preparat per seguir una carrera universitària???????

9.-Els models en què s’emmiralla Escola Nova 21 (llegiu Finlàndia) haurien d’estar en quarantena. En efecte, els seus resultats han estat davallant els darrers anys a PISA (resultats que, per altra banda, no podem ara deixar de banda ja que han estat l’excusa per col•locar-los al pòdium de la moda pedagògica). Aquests resultats han començat a davallar justament quan s’han rebaixat els curricula escolars i s’han començat a aplicar aquestes propostes pedagògiques i metodològiques, les quals arriben ací sempre esbiaixades per la premsa. A Finlàndia s’està produint el mateix procés que es va produir a Suècia a partir dels huitanta del segle passat. I ens empenyem a repetir l’error una i altra vegada!

10.-S’estan afanyant molt a convèncer-nos i a “escampar” el model. Sembla que els cou alguna cosa, i no sabem ben bé que és. Tenen a tota la premsa al seu servei – fins i tot aquest diari, no oblidem que també finançat per la Caixa- i utilitzen molts conceptes de moda actualment: creativitat, innovació... Per al segle XXI cal una preparació excel•lent en el camp tecnològic, científic, cada vegada més especialitzada, i la realitat s’obstina en fer-nos veure que cada vegada n’estem més lluny. Podem continuar vivint en aquesta bombolla de felicitat, però si volem pujar al carro del nou segle crec que hauríem de preocupar-nos d’estar al nivell d’aquells països el sistema educatiu dels quals si que estan aconseguint l’excel•lència: d’ells són les regnes del futur global.


(7/2/2017) El autor los presenta en su blog: http://andr0mina.blogspot.com.es/2017/02/escola-nova-21-allo-que-callen.html