jueves, 25 de agosto de 2016

Neurología: Jerarquizantes vs. Igualitaristas

Encontramos a David Bueno, profesor de "neurociencia" de la Universidad de Barcelona, en La Contra de La Vanguardia:

"[...]Pregunta: ¿Podría haber un genoma independentista y un genoma unionista?
Respuesta: Hay genomas que condicionan cerebros más jerarquizantes... o más igualitaristas, y cabe deducir que estos últimos serán individuos más proclives al independentismo.[...]"





La Neurociencia reduce y explica. No se le puede pedir más a una ciencia. Reduce el dilema catalán independentista-unionista a lo genético, y por el mismo precio lo explica: Cerebros jerarquizantes y cerebros igualitaristas.
Hay que joderse con la metafísica. Porque yo que lo llevaba fatal con eso de ser "unionista", que me sentía raro, como un actor de reparto en "Lo que el viento se llevó", ahora resulta que soy genéticamente “jerarquizante", y poco o nada "igualitarista", que por lo que nos dice este "experto" son conceptos antagónicos. 
Y somos millones los jerarquizantes catalanes: Nosotros los charnegos, quillos de Cornellà, chonis de L'Hospitalet, los nens de Castefa... Incluso tal vez podamos encontrar en la  "neurociencia" explicación racional al milagro de la transmutación del Sr. Gabriel Rufián, el charnego que salió de la nada más absoluta en Santa Coloma y ascendió a los cielos como diputado independentista catalán en las cortes españolas, por mediación divina o por mutación cromosómica, no me cabe otra explicación.

A mí no me preocupa encontrar a este señor en el diario "Ara" iluminándonos con artículos como

"Porqué huímos del lobo pero pisamos las hormigas"

porque hasta para estos enigmas humanos encontramos en  la "neurociencia" detallada y puntual explicación racional.

Me preocupa, y mucho, encontrar a este señor y su "neurociencia" como andamiaje científico del movimiento antievaluativo-antiexámenes-antideberes de la escuela catalana moderna:

El somni d’acabar amb (tots?) els exàmens
Cada cop més centres educatius resten pes als exàmens en les seves avaluacions i aposten per l'autoavaluació dels alumnes amb la supervisió dels docents.

"[...]“Les emocions i l’autoestima són fonamentals per als alumnes”, considera la directora. Aquesta ha estat una convicció repetida per prestigiosos pedagogs des de fa gairebé un segle, però ara compta a més amb el suport de la neurociència. El professor David Bueno (UB), genetista i divulgador, subratlla com la sanció en l’avaluació és una via morta, sobretot per a aquells que la reben constantment[...]"

("Las emociones y la autoestima son fundamentales para los alumnos", considera la directora. Esta ha sido una convinción repetida por prestigiosos pedagogos des de hace casi un siglo, pero ahora cuenta con el soporte de la neurociencia. El profesor David Bueno (UB), genetista y divulgador, subraya como la sanción en la evaluación es una via muerta, sobre todo para aquellos que la reciben constantemente...)

Parece ser que las emociones y la autoestima no fueron fundamentales para los alumnos hasta bien entrado el siglo XX, y aún así sólo en ciertos círculos pedagógicos prestigiosos. Pero es que ahora, además del "prestigio" de la pedagogía, lo avala el "prestigio" de la neurociencia. Y si dos ciencias prestigiosas dicen lo mismo no me jodas es que ha de ser verdad pero fijo. Porque sólo una, igual se equivoca, no te digo yo que no, pero dos, ca.

La pedagogía, como la neurociencia, reduce al mismo tiempo que explica. Todo se reduce a no poner deberes, a no evaluar... Reducir, simplificar, independentista o unionista, jerarquizante o igualista. Para ello no nos parece contradictorio en pos de la modernidad, desempolvar antiguas teorías decimonónicas pedagógicas que la historia había enterrado en el basurero de las cosas inútiles, junto con todas aquellas teorías americanas del siglo pasado sobre las raíces neuronales de la homosexualidad, de las teorías raciales de la delincuencia, de toda la “neurociencia” en general. 

miércoles, 17 de agosto de 2016

¿Es el sistema educativo un sistema caótico?

Hace unas semanas en este blog utilizaba el “modelo pendular” para representar el horrible vaivén del sistema educativo, entre reformas flexibilizadoras que nunca llegan a materializarse y de contrarreformas de corte digamos conservador que nunca llegan a ejecutarse: Del “aprobado automático” con el que todo niño pasaba de curso aunque hubiera suspendido todas las asignaturas, a la repetición obligatoria con dos asignaturas o más suspendidas, del rechazo frontal a la evaluación por exámenes a la pretensión actual de imponer reválidas.


También comparaba este vaivén con la situación de los manteros en ciudades como Barcelona. En una sociedad que es incapaz de ofrecerles una solución laboral, sobreviven en un régimen policial pendular de represión-tolerancia.

En ambos casos la Administración pública acaba agotada en mantener la farsa de que “controla la situación” cuando en realidad no controla nada, ahogada en su propia incompetencia.

Pero tal vez el modelo del péndulo no sea el más adecuado para modelizar estas dinámicas horrorosas.

Basta juntar un péndulo al extremo de otro para obtener lo que se llama un “doble péndulo”. Y el doble péndulo es uno de los ejemplos más sencillos de lo que se denomina “sistema caótico”.



Aquí el calificativo “caótico” se debe entender sin ningún tipo de connotación negativa: Se define sistema caótico como aquel que es determinista, es decir es perfectamente predecible pues conocemos perfectamente las ecuaciones diferenciales que lo rigen, y por tanto podemos determinar con total exactitud su posición en cualquier momento futuro, pero ¡ay! cualquier mínima variación en sus condiciones iniciales se irá incrementando con el tiempo hasta producir resultados radicalmente diferentes. Es lo que se suele denominar “efecto mariposa”: El movimiento de las alas de una mariposa en Tailandia puede verse amplificado hasta producir un huracán en Canadá.

Es importante remarcar que este fenómeno de sensibilidad en las condiciones iniciales  es intrínseco al sistema, es decir, no hay manera de evitarlo. Ante un sistema con comportamiento “caótico”, por mucho que lo conozcamos y estudiemos, su comportamiento será imprevisible, puesto que es imposible, ni siquiera en el más avanzado de los laboratorios, controlar exactamente las condiciones iniciales. Modelos matemáticos muy simples como el doble péndulo son sistemas caóticos.


Otro sistema caótico es el clima: Es imposible hacer previsiones meteorológicas con cierta antelación, aunque dispongamos de los más avanzados ordenadores o el mayor flujo de datos imaginable, la realidad se va distanciando de la previsión teórica hasta hacerla inútil.

Con palabras del matemático Edward Lorenz, el caos se produce cuando el presente determina el futuro, pero el presente aproximado no determina el futuro aproximado.

¿Es el sistema educativo español un sistema caótico?

Si así lo fuera, su estudio y análisis serían del todo inútiles. El resultado educativo de un niño o niña español al acabar su etapa escolar dependerá tanto de la ciudad, barrio, población, comunidad en el que ha cursado estudios, nivel económico de los padres, dependerá tanto la corriente pedagógica-psicológica-filosófica de la escuela, dependerá tanto de los profesores que tenga, de las condiciones concretas del entorno familiar y sus actividades extraescolares, dependerá de tantos y tan variados factores (las infinitas condiciones iniciales) que será imposible determinar su resultado final.

Si el sistema educativo fuera un sistema caótico, su comportamiento errático y caprichoso sería propicio para todo tipo de charlatanes y embaucadores, pues cualquier cosa sería síntoma o consecuencia de cualquier otra, cualquier sinvergüenza puede salir en los diarios jactándose de saber más que los demás, todo es posible, todo es factible, y siempre será posible echar las culpas a otros. Aquello de que en río revuelto...

¿Es el sistema capitalista un sistema caótico?

El documento ALGUNAS IDEAS ACERCA DE LAS PRUEBAS EXTERNAS de Luis Fernández García, parece que apunta en esta dirección:

https://www.facebook.com/groups/374721226040460/permalink/591789217666992/?hc_location=ufi

[...]En la evolución de la variable que caracteriza o define a un sistema, hay realimentación cuando el estado actual del sistema interviene en la determinación de su evolución futura. La realimentación es positiva —en el sentido de su signo matemático, no en el de la valoración práctica o ética— cuando el resultado es una amplificación de la diferencia entre el valor que toma la variable y un valor de referencia, y negativa cuando la compensa, reduciéndola. Los sistemas anárquicos, como el capitalismo, controlados por la realimentación positiva, se distinguen por evoluciones exponenciales, en las que los valores altos conducen a una explosión y los bajos al colapso; es decir, distintos callejones sin salida.

Los sistemas autoorganizados, como debe ser la sociedad humana si quiere seguir existiendo en un planeta finito, tienen desarrollos logísticos, en los que la variable evoluciona —controlada por mecanismos de realimentación negativa, compensadora— hacia una asíntota, hacia un valor óptimo en relación con las limitaciones del medio (y que no es definitivo, porque evoluciona con éstas), creciendo cuando está por debajo y rebajándose cuando está por encima. En ausencia de mecanismos de compensación (realimentación negativa) las diferencias de riqueza cultural tenderán a amplificarse. [...]


Tal vez el autor se refiere en este texto a otro de los modelos caóticos clásicos: La ecuación logística. Este modelo tiene la ventaja de que no está basado en ninguna ecuación diferencial como en el caso del doble péndulo, sino en una sencillísima fórmula recursiva de fácil implementación en una hoja de cálculo Excel:

f(n+1)=k*f(n)*(1-f(n))

http://www.toomates.net/Llistes/pc/Excel/model_presa_depredador/model_presa_depredador.xls

Es divertido jugar con esta función en la hoja de cálculo modificando los valores iniciales i el coeficiente k para alternar entre un comportamiento asintótico (por ejemplo k=2.8):



Un comportamiento cíclico (péndulo) (por ejemplo k=3.24)


Y un comportamiento caótico (por ejemplo k=3.68)


Pero si el sistema capitalista fuera caótico “de verdad”, tendríamos que encontrar “auténtico caos”: personas de entornos sociales similares llegando a resultados económicos muy diferentes, y al revés, personas que parten de situaciones iniciales muy diferentes que llegan a resultados similares. Pero la realidad muestra una fotografía muy diferente: ¡Todos manteros son negros!, ¡Ah! en esto no hay caos ninguno. Parece que para ellos las leyes de la dinámica social capitalista no funcionan. En el sistema capitalista el dinero fluye, siempre hay oportunidades para todos... pero los pobres son más pobres y los ricos más ricos. El 1% de la población posee tanto como el 99% restante. No veremos al hijo de la alcaldesa de Barcelona vendiendo gafas de sol en el paseo marítimo, esas cosas no pasan. Y volviendo al sistema educativo, mucho me temo que llegaremos al mismo resultado: Acentuación de la brecha entre clases sociales. Caos ma non tropo.

viernes, 12 de agosto de 2016

Visca Catalunya Lliure... de charlatanes!

Como a cualquier otro ciudadano catalán, no puedo dejar de preocuparme por el que considero el mayor problema actual de Catalunya: Su enorme deuda pública, que ronda en estos momentos los 60000 millones de euros. Su amortización y pago de intereses condiciona gravemente las finanzas públicas.

Modestamente creo haber encontrado la solución a tan grave problema, y la expongo públicamente a las autoridades competentes para su consideración.

Propongo la supresión de toda la toda la enorme, inmensa casta de expertos educativos que medra en Catalunya, tan perjudiciales como inútiles (y son increíblemente inútiles), que suponen el mayor despilfarro de dinero público de la historia.

No existe en ninguna otra parte del mundo una concentración mayor de gurús didácticos y pagógicos que en la Catalunya actual, repitiendo una y otra vez los mismos mantras estúpidos desde hace décadas, viviendo y medrando en universidades y todo tipo de instituciones públicas a costa del dinero de todos y que son, sin excepción, un fraude.

Un cálculo somero del ahorro que supondría mandar a freir espárragos a toda esta chusma indica que con el dinero ahorrado Catalunya no sólo eliminaría su deuda pública, sino que además dispondría de un superávit  con el que poder financiar proyectos culturales como, por ejemplo, el proyecto de la Mancomunitat de Catalunya de red de bibliotecas públicas que inició hace ahora cien años, pero mejor y más ambicioso:

Una biblioteca pública en cada población catalana de más de 50 habitantes, que constaría de
- Pequeño palacete de dos plantas en marmol y maderas nobles.
- Agradable zona ajardinada perimetral de tipo romántico con arbustos exóticos.
- Bucólico camino arbolado conectando la zona urbana con la biblioteca.
- Teatrillo y sala de conciertos aledaño de 200-300 butacas.
- Servicio de Internet via satélite a 200GB/segundo ( Con el Facebook prohibido, por favor, prohibid el Facebook en las bibliotecas públicas)
- Dotación de entre 50000 y 100000 libros, revistas y material multimedia, en cada biblioteca.
- Presupuesto anual de 100000 euros por biblioteca, para el mantenimiento de un calendario de actos culturales y artísticos (exposiciones, conciertos, obras de teatro...)


Y, lo que es casi tan importante como lo anterior, dejaríamos de escuchar las estupideces y barbaridades que tenemos que escuchar cada día.

 Sin ir más lejos, la entrevista a la (Argg!) experta en educación Juana María Sancho:


La cuestión no está, insisto, en que esta señora diga lo que dice, está en su derecho ¡sólo faltaría!, sino en que lo haga a costa del dinero público que cuesta toda la retahila de cargos públicos que ocupa:

Juana María Sancho es Doctora en Psicología de la Educación y Licenciada en Psicología de la Universidad de Barcelona (UB). Actualmente es académica del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la UB, co-directora del Centro de Estudios sobre el Cambio en la Cultura y la Educación del Parc Cientific de la UB y coordinadora del Grupo de Investigación Consolidado Esbrina, Subjetividades y Entornos Educativos Contemporáneos, donde sus principales áreas de estudio se relacionan con los nuevos entornos de aprendizaje que integran tecnologías de la información y la comunicación, entre otros.

 Visca Catalunya Lliure... de charlatanes!





lunes, 8 de agosto de 2016

La ley del péndulo. Mantas y manteros.

De entre todas las leyes de la naturaleza (que el pez grande se come al pequeño, que todo lo que sube baja...) la “ley del péndulo” es para mí la más estúpida. Consiste en que el péndulo va y vuelve, va y vuelve, va y vuelve, tanto va hacia un lado, como vuelve luego para el otro.

El péndulo es en la naturaleza lo que Tele5 es en la televisión, el instrumento preferido de hipnotizadores, lo mejor para quedarse dormido.

Las docenas de pobres manteros que intentaban vender sus baratijas en las aceras de las principales calles comerciales de Barcelona, hasta hace unos años perseguidos incansablemente por las patrullas de la Guardia Urbana, se convirtieron en un símbolo de solidaridad para la nueva alcaldesa de izquierdas Ada Colau. En la enorme máquina de hacer dinero que es Barcelona, cabían perfectamente unos pocos manteros intentando ganarse la vida, sin pagar impuestos, en la vía pública. La nueva política del buen rollito institucional.

El resultado: El Paseo San Joan del centro de Barcelona convertido en un enorme zoco con cientos y cientos de manteros en condiciones inaceptables, una auténtica bomba de relojería social, una foto horrible para la imagen de la ciudad, y por encima de todo, la unánime convicción de que hay que poner fin a semejante despropósito. Las autoridades sienten auténtico pavor a perder el control de la situación.¡Que venga la policía!

De la inaceptable foto del policía agrediendo al mantero, pasamos a la inaceptable foto del mantero agrediendo al policía, y vuelta a empezar, en el más estúpido de los movimientos pendulares. Unos policías en un papel de mierda, que no saben a qué atenerse, para qué están, y sobre todo, una clase política que sencillamente no tiene ni zorra idea sobre qué hacer para solucionar este problema.


Hace unos días el gobierno español "en funciones" ha decretado para el curso que viene las reválidas en ESO y bachillerato.

El anterior sistema educativo EGB en el que sólo un 30% de alumnos (y con sólo catorce años) tenía acceso al exigente BUP+COU dio paso al integrador, flexible, comprensivo, solidario sistema ESO, en el que todos los alumnos tuvieran cabida, independientemente de sus capacidades, independiente de su voluntad de esfuerzo,

El resultado: La inaceptable fotografía de un sistema educativo asfixiado por la mediocridad, por el protagonismo intolerable de los que menos quieren estudiar. Un sistema construido fracasado en su objetivo fundacional de ofrecer un producto educativo adecuado a todos los alumnos sin excepción. Y que prcisamente su fracaso y decadencia le convierten en un sistema mucho más injusto que el anterior. Y en consecuencia las autoridades reaccionan de la forma más dura ¡Que vuelvan las Reválidas! ¡Que venga la policía cultural con su examen único! Nuevamente el terror institucional a perder totalmente el control, nuevamente la ley del péndulo.

Pero así como no es lo mismo desalojar veinte manteros que pretender desalojar a mil doscientos, la violencia que conllevaría una reválida para nuestros jóvenes de dieciséis años es sencillamente inaceptable. Porque, digámoslo con todas las letras, una reválida es una experiencia muy violenta. Y pretender que nuestros jóvenes se lo jueguen todo en un único examen de cuatro días es tan irreal como la pretensión anterior de que puedan pasar de curso (y entrar en el bachillerato) sin esfuerzo alguno.

¡Quien sabe sabe y quien no a la FP básica! Pero es que nadie quiere ir a la FP básica, porque uno de los pilares de la reforma educativa fue precisamente la promoción de la formación profesional como vía alternativa digna al bachillerato, y no se ha hecho.

No todos podemos hacer el bachillerato, como no todos tenemos el capital para poner una zapatería en el Paseo de Gracia de Barcelona. Pero precisamente la responsabilidad de las autoridades es ofrecer a la sociedad alternativas dignas para todo aquel que quiera trabajar, para todo aquel que quiera estudiar. Y exigir el cumplimiento de las normas comunes.

La izquierda se traiciona y fracasa en el mismo momento en que acepta la figura del “mantero”, de cualquier tipo de “mantero”: Cuando acepta que puedan existir, subsistir, sobrevivir personas en unas condiciones laborales inhumanas, fuera del sistema legal común, y cuando acepta no exigir a los hijos de las clases trabajadoras el mismo nivel de esfuerzo escolar que se exige a los hijos de las clases más acomodadas.

viernes, 29 de julio de 2016

El bueno, el feo y el malo. Duelo a muerte en la educación catalana



El feo.

En Internet circulan todo tipo de teorías al respecto.

...Están los que afirman que se trata del resultado fallido de un antiguo experimento de la CIA para analizar los efectos del LSD en gallinas decapitadas.

...Otros sostienen que es la translación de uno de los capítulos más oscuros y terribles del Necronomicón, el libro maldito del loco Abdul Alhazred.

...Algunos dicen haber encontrado en su interior fragmentos del Árbol de los Sephiroth, el núcleo más hermético de la Cábala...

...Incluso haylos que, horrorizados ante tamaña monstruosidad intelectual, proclaman tajantes que es sin duda obra extraterrestre, que oculta las claves para una próxima invasión alienígena.

... Los amantes de las conspiraciones afirman que los servicios de Inteligencia de las más poderosas potencias mundiales le han aplicado los más potentes algoritmos desencriptadores, sospechando que oculta en sus endimoniados parrágrafos textos de terrible poder (¿El temible Dietario de Fèlix Millet con el detalle de los pagos de Ferrovial a Convergència? ¿Pruebas de una caja C del Partido Popular oculta durante años al tesorero Bárcenas? ¡Quién sabe!)

¡Nada de esto es cierto!

El CURRÍCULUM OFICIAL DE PRIMARIA Y SECUNDARIA de Catalunya es horroroso por causas más mundanas.

La Generalitat de Catalunya debe ser la única administración pública del mundo que ha supeditado toda la orientación académica preuniversitaria (¡ojo! más de un millón de niños y jóvenes catalanes) al discuro de mamarrachadas pseudocientíficas de la “nueva educación”: las “competencias básicas”, la “educación para la felicidad”, el “aprender a aprender”,el “aprendizaje en la vida cotidiana” y, lo más grave, el desprecio más absoluto al aprendizaje como trasmisión y acumulación de conocimientos.

Aquí les dejo el link para descargarlo en pdf, por si se atreven ¡Oh insensatos! a aventurarse en su lectura. 


Está redactado en catalán, pero les aseguro que no importa el grado de conomiento que puedan tener de esta hermosa lengua pues el resultado será el mismo: un intenso dolor de cabeza. No hay por dónde cogerlo.

El Currículum es el documento más importante del sistema educativo: Fija, detalla y ordena todos los contenidos a aprender a lo largo de toda la etapa preuniversitaria. Por lo tanto debería ser un ejemplo de claridad, orden y legibilidad. Marca el itinerario del aprendizaje del más de un millón de niños y jóvenes catalanes de entre 6 y 18 años. Esto es algo muy serio.

Y pretender desarrollar un currículum nacional sin contenidos es como pretender hacer un mapa de carreteras sin carreteras. O un libro de cocina sin alimentos. Y esto sucede actualmente en Catalunya. Y sucede porque los que diseñan el currículum son los malos de la película: los gurús de la “nueva educación”. Hemos puesto los lobos al cuidado de la granja.

El malo.

Hace unos días el diario El País ofrece la consabida entrevista al señorito-gurú educativo de turno, Roger Schank.


“El álgebra es como una religión y no enseña a pensar” (los miles de profesores de matemáticas de Catalunya, todos licenciados, muchos de ellos en matemáticas, no tienen nada que decir al respecto. Lo dice Schank y punto)

P. ¿Qué contenidos cree que se deberían enseñar en la escuela?
R. Te tienen que enseñar cómo tener una vida mejor y ser más feliz. Sin embargo, el sistema te dicta erróneamente lo que debes saber. Por poner un ejemplo, estudiar El Quijote en el instituto es un error. No te ayuda ni un segundo en tu vida, más allá de poder mantener una conversación sobre Cervantes. Es un sistema pensado para los intelectuales, pero hoy hacen falta otras competencias, como saber programar o conseguir un trabajo.


¡Ojo! "Estudiar El Quijote en el instituto es un error. No te ayuda ni un segundo en tu vida, más allá de poder mantener una conversación sobre Cervantes": disparates así se están diciendo actualmente mañana, tarde y noche.

P. ¿Qué le recomendaría a un chaval de 18 años?
R. Que se tome unos años antes de la universidad para descubrir todo lo que no le ha permitido el sistema educativo, para que entienda quién es y qué le gusta. 


(¿En alguna isla paradisiaca tal vez? ¿En un loft en Manhattan? o porqué no, ¡en un velero dando la vuelta al mundo!)

Que charlatanes como éste aparezcan contínuamente en los medios de comunicación ya es de por sí grave, y es una muestra de la decadencia absoluta de la prensa escrita y del diario El País en particular.
Pero las Administraciones Públicas están para proteger al sistema público educativo de semejantes majaderías, ¡no para hacerles pleitesía!

[...]mi interés real es destruir el sistema educativo[...] afirma este individuo sin el menor pudor en la entrevista.

Vamos a ver. Los sinvergüenzas como Schank se forran dando conferencias y cursos de liderazgo empresarial a unos precios prohibitivos (es decir, exclusivos para los hijos de papá de la burguesía). Y buena parte de su “caché” se basa precisamente en aparecer en medios de comunicación bramando discursos mesiánicos delirantes como este y sintiendo cómo son tomados en serio. Es decir, se rien de nosotros en nuestra cara. Para ello se aprovechan del poco prestigio que aún mantienen antiguas cabeceras, como en este caso el diario “El País”. ("Si lo pone en el País será verdad...")

Pero cuando una Administración Pública educativa no sólo desprotege la institución a la que se debe, sino que adopta e impone como oficial toda esta pseudociencia, el desastre está garantizado.

Y esto pasa ahora en Catalunya. ¿El resultado? El peor Currículum escolar imaginable.

“El álgebra es como una religión y no enseña a pensar” proclama Schank, ¡pues quitemos el álgebra del currículum de matemáticas del país! ¡El álgebra, un lenguaje evolucionado y perfeccionado a lo largo de miles de años, a la papelera de la historia! ¡Viva la modernidad!

¿pero desde cuando el álgebra está para “enseñar a pensar”? ¿Acaso sin el álgebra nuestros jóvenes pensarán más, o mejor, o más profundamente? ¿pero qué culpa tiene el álgebra? La falacia del “aprender a aprender”, uno de los más dañinos mantras educativos, indiscutilble por real decreto, no es más que una excusa para reducir más y más los currículums de las clases trabajadoras, generar más y más inculta masa trabajadora, más y más esclava de los dictados de sinvergüenzas como Schank.

El bueno.

Y las consecuencias de un currículum como este son evidentes y terribles: Una descoordinación entre todos los agentes educativos. Un enorme desgaste en todos los niveles, que queda reflejado, por ejemplo, en los libros de texto, el elemento didáctico más importante, y un gasto enorme a cargo de las famílias.

No olvidemos que, debido a la nueva ley educativa y a este nuevo currículum, las familias están obligadas a comprar libros nuevos, pues se pierden todos los mecanismos de reciclaje de libros usados, lo que supone un enorme beneficio económico para las empresas editorias. Las grandes editoriales hacen su agosto en el río revuelto de la educación actual.

Hace unos días llegaron a los institutos los primeros ejemplares del libro de Matemáticas para 4º de ESO de la editorial Santillana.¿Y en qué consiste este nuevo libro de texto, cual es la respuesta didáctica de la principal empresa editorial española a este “revolucionario” e “innovador” Currículum Oficial? ¿Alguien se ha parado en compararlo con el anterior, "el que ya no sirve"? ¿Alguien ha abierto el libro?

Las empresas editoras, ante tamaño despropósito curricular, han optado por la única opción posible:

En dejarlo exactamente igual que antes (pero venderlo como nuevo)

Se cambia la fotografía de la portada, se retoca el diseño, ¡Ah, sí! el formato anterior en tres volúmenes separados (uno por trimestre) se agrupa ahora en un único volumen mucho más pesado (y más deteriorable... money money money), y punto.


Porque el índice de temas es exactamente el mismo: Los mismos 14 temas de antes con los mismos apartados en cada tema.
Porque, página a página, se explican exactamente los mismos conceptos de siempre, con las mismas explicaciones que en años anteriores.


¿Es competencial la suma de polinomios? ¿Son competenciales las identidades trigonométricas?¿Es competencial la racionalización de radicales? No. Pero ahí está, el álgebra de principio a fin.

El delirio irracional de los expertos pedagógicos y sus quimeras “competenciales” queda neutralizado por la sensatez de los criterios comerciales de las editoriales.

Ah! eso sí, todos los ejercicios del libro ¡sin excepción! han sido substituidos por otros similares pero con los enunciados modificados. Un trabajo ingente y exhaustivo con la única intención de garantizar la total inutilidad escolar de los libros “viejos”: Los libros nuevos y los “viejos” no serán compatibles en clase porque no llevan los mismos ejercicios. Así de sencillo, así de fácil se tiran a la basura miles y miles de libros perfectamente válidos (¡explican lo mismo!) y se hacen comprar otros nuevos.

Naturalmente, los expertos pedagógicos jamás hablarán ni una palabra de los libros de texto, ni un sólo análisis comparativo, jamás. Curiosamente, los libros de texto siempre quedan fuera del debate educativo.Para ellos, los únicos culpables son siempre los profesores,

En la educación actual, como en las películas del oeste, siempre se acaba disparando al pobre pianista.


miércoles, 13 de julio de 2016

Eduard Vallory ¿Líder educativo de Catalunya?

Odio la pedagogía. No aquella pedagogía clásica, honesta, que en su día se desarrolló con el noble fin de ayudar al estudiante en su aprendizaje, en ayudar al profesor en su docencia. Odio la terrible perversión en la que se ha ido degradando hasta llegar a convertirse en nuestros días, por increíble que parezca, en la principal causa del empobrecimiento cultural de nuestra juventud.

Desde luego este fenómeno no sólo pasa en Catalunya, ni sucede sólo con las matemáticas. Pero desde luego en Catalunya y con respecto a las matemáticas esta aberrante perversión ha llegado a extremos inauditos.

El domingo pasado el diario catalán “Ara” publicó un monográfico especial sobre la educación matemática y su futuro. En él los gurús oficiales de la tóxica teología en la que se ha convertido la didáctica en Catalunya repasan uno por uno los dogmas incuestionables de lo que ha de ser la enseñanza de las matemáticas. Ni una sola referencia al esfuerzo personal por parte del estudiante, ni una sola mención a las matemáticas como cuerpo de contenidos, de currículum que se deba ir aprendiendo progresivamente a lo largo de muchos años. Ni una sola referencia a las matemáticas entendida como asignatura, con contenidos distribuidos a lo largo de muchos cursos, contenidos que el alumno ha de aprender. Ni una sola mención a la dificultad intrínseca que supone la matemática. Y naturalmente, ni una sola mención a los recortes en educación, o las aulas con 34 alumnos...

No. Todo esto son anatemas para estos sacerdotes oficiales de la pedagogía. Todo, absolutamente todo el aprendizaje de las matemáticas, según estos obispos didácticos,  tiene que “fluir” única y exclusivamente por canales lúdicos, juegos, diversiones. Una y mil veces se alude al niño pequeño que aprende ¡Oh maravilla! En la pura experimentación de sus juegos,  sin necesidad de temarios ni exámenes trimestrales, ¡Seamos todos como niños! ¡Aleluya! ¡Únete tu también, hermano, a la nueva era del aprendizaje!

Finalmente, todo esta logorrea acaba negando la propia asignatura de matemáticas, y la necesidad del profesorado de matemáticas. No hay que dejar de tener en cuenta que muchos de estos gurús de la educación son desertores de la docencia de instituto. Las matemáticas, según ellos, liberadas del corsé de la asignatura, se aprenden de cualquier forma, en cualquier momento, mirando unas nubes o jugando a la comba, mirando la tele o chupando un regaliz.

Todo este nuevo “mundo feliz” orwellliano huxleyano que promocionan estos gurús tiene, naturalmente, un pequeño inconveniente: que es mentira. Y todas estas ideas son, en sí mismas, un grave perjuicio para cualquier persona, niño, joven o mayor que quiera aprender matemáticas. Y un grave perjuicio público, y esto es muy grave, porque no afectan al ámbito estricto de una determinada escuela privada con una orientación más o menos proustiana, responsabilidad última de los padres que decidan inscribir a sus hijos. Esto afecta a la escuela pública, la escuela de todos, que las clases trabajadoras mantienen con sus impuestos y en la que confían. Por lo que todas estas aberraciones pedagógicas constituyen un caso mayúsculo de malversación de fondos públicos.

Un atisbo de cordura, una ventana abierta a la realidad la podemos encontrar en este mismo diario unas páginas después, en una entrevista a la matemática Marta Sanz-Solé. En letras grandes: “Los profesores de matemáticas no tienen que desanimar al alumno cuando fracasa”. Sí, el fracaso, la frustración como parte intrínseca, inevitable, del proceso de aprendizaje de las matemáticas, para alcanzar el éxito. Compárese esta idea, lúcida, respetuosa con el estudiante, con las banalidades infantilizadoras que encontramos en páginas anteriores, como “[...]no hay nada más motivador que el éxito. Por lo tanto, es muy importante que los alumnos tengan pequeños éxitos cuando solucionan problemas y sientan la emoción de haber resuelto uno[...]”. ¿Ven la diferencia entre los dos discursos? La diferencia está en que Marta Sanz no tiene que vender ningún bálsamo de Fierabrás educativo. La entrevista a esta matemática merece ser leída, es un ejemplo para todos, como ciudadanos, no sólo para profesores o estudiantes.

P. ¿Para los profesores de primaria y secundaria que estén leyendo la entrevista, y para los padres que ven que a sus hijos les cuesta las matemáticas, podría darles algún consejo?

R. Primero, fomentar que no se consigue nada sin esfuerzo. Hace falta hacer deberes. Después pienso que es muy importante que padres y profesores, delante de una frustración o fracaso, sean muy positivos. Creo que a los jóvenes se les tiene que animar, no desanimar. Y después decirles que si el pensamiento abstracto no es su fuerte, tendrán que adquirir un cierto nivel obligatorio. Después que hagan cualquier otra cosa, porque en la vida hay lugar para todo el mundo. Lo importante es no dejar de lado el gusto por el aprendizaje. Puede gustar más o menos, pero hace falta inculcar a los jóvenes que su función mientras se están formando es aprender y hacerlo bien. Que esto es una cosa  que me preocupa mucho y no tenemos en este país. Y a los jóvenes, los maestros les tienen que inculcar que tienen que devolver alguna cosa a la sociedad. La sociedad está invirtiendo muchos esfuerzos y dinero en ellos. Y en cierta manera, su esfuerzo formándose es también una manera de retornarlo. Creo que esta cultura de ser agradecido se tiene que fomentar.

Esfuerzo, deberes, tolerancia a la frustración, fortaleza ante los fracasos, pensamiento abstracto, obligación de aprender... Conceptos fundamentales en la experiencia del aprendizaje, pero desterrados del discurso pedagógico actual oficial.

Pretender desterrar la idea “tradicional” de que el conocimiento es un capital que pasa de generación en generación, de profesores a alumnos y que el alumno “acumula” a lo largo de los años, desterrar esta idea sólo beneficiará a la clase alta, que en ningún momento se creerá semejante mentirusco y dará a sus hijos estos contenidos mediante elementos extraescolares de pago (como por ejemplo la plataforma digital Smartick, que por 30 euros mensuales ofrece las matemáticas que no ofrece la escuela), y perjudica de forma dramática las clases trabajadoras que no podrán costearse estos recursos extraescolares, con lo que aumentará de forma gravísima la desigualdad social.

Pero (Oh!) si la pedagogía se ha convertido en una teología, la Iglesia Catalana tiene su sumo sacerdote, su gurú máximo. El mismo diario nos ofrece más adelante una entrevista de tres páginas al máximo pontífice oficial de la nueva educación catalana: El Sr. Eduard Vallory.


Tengo que reconocer que este señor me supera, sobrepasa mi capacidad descriptiva. Creo que es imposible encontrar otro individuo en el que convivan, por un lado, el discurso mesiánico más prepotente y pedante y por otro el currículum más vacío, el expediente  menos indicado, la mayor falta de autoridad. Y dicho individuo se postula, mañana, tarde y noche como el líder natural,, el guía espiritual de nosotros los profesores, el Mesías que nos llevará a la tierra prometida de la educación del futuro.

Sobre sus "ideas pedagógicas" no insistiré, ya le concedí, nada más conocerle, el Premio Canapé de Tortilla de Patatas 2016, pero no puedo dejar de recoger algunas perlas de su entrevista:

P. Esto es lo que hiciste en una cita de tu discurso: “Si enseñamos a los niños como los enseñábamos ayer, les robamos el mañana”.
R. Exacto. Esto es de John Dewey, de los años 20.


Efectivamente, las pretendidas nuevas ideas "rupturistas" de este señor tienen más de cien años. En este sentido recomiendo la lectura del libro "La escuela que necesitamos" de E. D. Hirsch, en el que se denuncia precisamente que la mayoría de ideas educativas revolucionarias son en realidad, muy antiguas (y en su día resultaron estrepitosos fracasos, algo que ahora no se dice, tal vez porque nos quieren vender la mula ciega).

P. ¿De aquí a 10 años no reconoceremos la escuela?
R. Nuestro objetivo es que de aquí a 15 años la escuela se parezca tanto a la de los años 80 como un quirófano del 1980 y un quirófano del 2030.


Bravo. En esta absurda comparación, por lo que parece este señor no sólo conoce cómo será la educación del año 2030, sino que también conoce cómo serán los quirófanos del futuro, ampliando su clarividencia al ámbito hospitalario, o tal vez (en esto especulo) nos manifieste su ignorancia en ambos campos.

No pueden faltar alusiones a Finlandia. El fenómeno que se da en Catalunya de identificación educativa con Finlandia creo que no se da en ninguna otra parte del mundo, y considero humildemente que es algo digno de estudio.

[...]La población escolar de Catalunya es relativamente acotada. No muy diferente de la que tiene Finlandia. Por lo tanto, es un entorno suficientemente grande pero suficientemente pequeño como para poder hacer una acción de cambio con un efecto contagio[...]

El aprendizaje innato del niño pequeño es un elemento central en su discurso: [...]A un niño pequeño no le obligas a hacer una lista de vocabulario. No le haces memorizar el present perfect y el present continuous. Y sin embargo los aprenden. Y tienes niños y niñas que han ido con sus padres a vivir a otro país, y el niño tiene tres años y aprende alemán de golpe[...].

Bravo Sr. Vallory. Y yo diría aún más. En China se da el caso de niños pequeños, pero muy pequeños eh, que aprenden el mandarín sin esfuerzo aparente, con lo difícil que es, no me jodas. ¿Pero, de verdad, realmente este señor es el líder educativo que necesita este país?

Pero lo que es indignante hasta  es la desfachatez de este señor al denigrar al profesorado de primaria y secundaria y su acceso a la docencia:

[...]Hemos heredado la estructura de escuela pública del franquismo, la “escuela nacional” del siglo XIX, y para entrar tienes que hacer unas oposiciones, y por tanto, una estructura memorística. Tienes gente que, de forma totalmente legítima, ha entrado porque le han dicho que si memoriza entra y puede transmitir lo que ya ha sabido, y ya está[...]

Yo, que entré en la carrera docente ganando unas oposiciones, me siento terriblemente ofendido por el tono despectivo de este señor. Pero puedo aceptar que este señor me cuestione de esta manera tan frívola (naturalmente sin dejar de pensar que no tiene ni zorra idea de lo que significa ganar una plaza por un concurso-oposición) si, en justicia, presenta él sus credenciales, su currículum, sus méritos para haber llegado al cargo que ha llegado, para mirarme así, por encima del hombro.

Lo primero que tengo que decir es que teniendo ambos prácticamente la misma edad, mientras yo he obtenido una única licenciatura, este señor se jacta de tener un doctorado, un master, una diplomatura y dos licenciaturas. Yo le creo, si bien echo en falta en su currículum algún doctorado en física nuclear o algún postgraduado en griego antiguo. Es realmente admirable haber encontrado tiempo para cursar tantas carrera.

En mi caso, después de dedicar un año a preparar unas oposiciones a profesor de secundaria, eso a lo  que despectivamente se refiere como ”porque le han dicho que si memoriza entra y puede transmitir lo que ya ha sabido, y ya está” llevo entre pecho y espalda 16 años de profe en diferentes institutos de Catalunya. Mientras que a este señor lo podemos encontrar en los más variados puestos y lugares. Veamos algunos:

En el 1989 lo encontramos como tercer suplente en las listas de Esquerra Republicana de Catalunya para diputado en las Cortes.

http://www.juntaelectoralcentral.es/cs/jec/documentos/GENERALES_1989_Candidaturas.pdf

En el 2012, en una ponencia  en el Senado, como especialista en PYMES y Director General de Barcelona Graduate School of Economics (GSE):

http://www.senado.es/web/actividadparlamentaria/iniciativas/detalleiniciativa/index.html?legis=10&id1=713&id2=000186

En el 2012 lo encontramos apoyando al presidente Artur Mas, aquí se presenta como politólogo y periodista:

http://www.vilaweb.cat/noticia/4053603/20121108/presenta-llista-completa-progressistes-favor-dartur-mas.html

En el 2015 aparece en el Anuari FOCIR (Federació d’Organitzacions Catalanes Internacionalment Reconegudes) como “especialista” en diplomacia internacional:

http://www.colpis.cat/files/documents/577_material.pdf

En marzo del 2016 lo encontramos como nuevo presidente de la “Comissió d'Ensenyament” de la SAREB, La Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, presidida por Miquel Roca i Junyent

http://sebap.com/ca/noticies/eduard_vallory_nou_president_de_la_comissio_densenyament/19/

Por último lo encontramos como director de “Nova Aula 21”. Sobre este chiringuito educativo ya hablé en este mismo blog hace unos meses

http://toomatesbloc.blogspot.com.es/2016/05/aulas-de-acogida-para-ricos-escola-nova.html

Y os recomiendo la lectura del excelente artículo de Xavier Diez "L’Escola Nova 21: unes preferents educatives"


¿Realmente este es el perfil profesional propio de un líder educativo? ¿Realmente esta es la trayectoria profesional de un pretendido guía para el profesorado? ¿Realmente, pregunto sinceramente, algún profesor o profesora se puede sentir identificado con semejante trayectoria profesional?

domingo, 3 de julio de 2016

Hegemonía y libros de texto

Hace ahora cien años, Antonio Gramchi exhortaba a los trabajadores a no comprar periódicos burgueses. Denunciaba el disparate de que los mismos trabajadores compraran a diario (es decir, financiaran con su dinero) periódicos que eran propiedad de grupos de poder con intereses contrarios a los mismos obreros, y que por tanto siempre relatan los hechos perjudicando los intereses de la clase obrera.


Actualmente en nuestro país nos encontramos con un disparate aún más perverso: Las clases populares financian y mantienen con vida el lobby de las empresas editoras nacionales mediante la compra obligatoria de los libros de texto escolares, y con unos intereses contrarios a la cultura.


Los únicos beneficiados de los contínuos cambios de leyes educativas, que tanto han perjudicado al sistema educativo, son las empresas editoras de libros de texto, puesto que cada nueva ley educativa lleva implícita la substitución de todos los libros de texto escolares por unos adaptados al nuevo marco educativo.

El diario Vozpopuli del dia 26/6/16 recoge las cifras presentadas por la Federación Española de Gremios de Editores de España (FGEE) en su Análisis del Mercado del Libro en España 2015, que no pueden ser más oscenas:

http://vozpopuli.com/ocio-y-cultura/85197-las-cifras-de-las-industrias-culturales-espanolas-el-libro-de-texto-salva-a-las-editoriales-y-el-cine-pincha

[...]Los datos presentados por el Gremio de Editores muestran la importancia en las cuentas actuales del libro de texto no universitarios, cuyo aumento del 12 % en la facturación estuvo marcado por la entrada en vigor de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Ese dato viene arrastrando su efecto positivo desde el año 2014. Entonces, la facturación total alcanzó los 2.195,80 millones de euros, un incremento del 0,6% con respecto a 2013 que tranquilizó y esperanzó a algunos. En ese entonces se vendieron 3,1% más de libros de texto de educación primaria para adecuarlos a la nueva legislación. ¿Cuánto más durará esa variable? ¿Puede el sector confiar su futuro a ese detalle?[...]

Todos los productos culturales bajan (la novela un 4.6%, el cine un 14.1%), el único producto que saca este sector de los números rojos es el libro de texto escolar.

La Constitución Española indica explícitamente que la educación obligatoria tiene que ser gratuita. Sin embargo (ay!) aunque son el principal gasto educativo, los libros de texto no se consideran gasto convencional, los compran y pagan los padres de su bolsillo. Porque si el gasto anual en libros de texto estuviera dentro del presupuesto público en educación, los miles de euros que anualmente se llevan las empresas editoras a cambio de estos libros constituirían un gravísimo escándalo de malversación de fondos públicos.

¿Se imaginan las bibliotecas públicas tirando a la basura todos sus libros para comprar los mismos, pero nuevos, cada año, sólo porque así se beneficia la industria editora? Pues es lo que pasa en los institutos y escuelas de nuestro país.

Pero lo grave es que estas empresas editoras ya no pueden sobrevivir con las ventas normales de libros de texto, y dependen cada vez más del efecto multiplicador de ventas que produce la entrada de una nueva ley educativa, es decir, de un sistema educativo cada vez más inestable, más complejo, más turbio, peor. "Viva el Mal, viva el Capital", proclamaba la bruja Avería.

Cerrando el círculo, detrás de estas empresas editoras se encuentran poderosísimos grupos mediáticos (PRISA, Planeta...) que están contínuamente cuestionando en prensa y televisión el modelo educativo “tradicional”. Grupos mediáticos que no dejan de promocionar la “innovación pedagógica” y un “nuevo modelo educativo” en el que ellos, y sólo ellos, (en todo caso nunca los profesores, figura denigrada en todo momento) tienen las claves del futuro educativo. Individuos como Jose Antonio Marina o la teóloga Carmen Pellicer, pertenecientes a universidades privadas (Nebrija), y con discursos claramente complacientes con el modelo neoliberal de mercado y la iglesia católica, aparecen machaconamente en todos los medios de comunicación con su discurso mesiánico.

¿Qué es un modelo educativo TRADICIONAL? Es un modelo educativo estable. ¿Y qué es un modelo educativo estable? Un modelo que no necesita comprar nuevos y carísimos libros de texto contínuamente. ¿Y qué es un modelo que no necesita comprar nuevos y carísimos libros de texto contínuamente? Un modelo que no interesa a las empresas editoras y mucho menos a las todopoderosas empresas mediáticas que hay detrás.

¿Y qué es lo contrario de un modelo educativo tradicional? Un modelo educativo INNOVADOR. ¿Y qué es un modelo educativo innovador? Es la olla podrida de todas las estupideces pseudo-educativas imaginables, todas carísimas, todas ellas en perjuicio del nivel cultural de nuestros jóvenes, y todas ellas a costa del bolsillo de los padres que, como los obreros a los que se refería Gramci, financian a los que les perjudican. Así como los fumadores financian a las tabacaleras con su futuro cancer de pulmón, los padres financian a las editoriales la futura incultura de sus hijos, y todo con el beneplácito del Estado, complacido en su papel de mamporrero.