viernes, 29 de mayo de 2015

Nuevos libros de matemáticas y la camiseta del Barça

Acaban se salir al mercado dos nuevos productos.

La nueva camiseta oficial del Barça, con unas novedosas rayas horizontales:





La verticalidad u horizontalidad de las rayas azulgranas de la camiseta no afectan a la calidad futbolística del jugador que la lleve, ni en el caso de los jugadores profesionales ni en aquellos jugadores aficionados.

El comprar la nueva camiseta oficial del equipo de fútbol no se debe a ningún tipo de mejora técnica, y todos los jóvenes que poseen camisetas oficiales del FC Barcelona de años anteriores pueden seguir jugando con estas sin menoscabo en su calidad futbolística. Tampoco serán menos culés por lucir una camiseta oficial que no sea la de la última temporada. Ni hay la más mínima obligación de comprar la nueva.

El club presenta cada año una nueva camiseta oficial con un diseño que es significativamente diferente a la del año anterior. A nadie se le escapa que detrás de esto hay una muy importante estrategia comercial que mueve muchos millones de euros, y realizar sistemáticamente  ligeros cambios de diseño en el mismo producto es una pieza clave de esta estrategia.

La editorial Santillana, la principal editora de libros de texto en España, ha presentado recientemente los libros de texto de primero y tercero de ESO para el próximo curso 2015-2016.

Los libros de texto actuales ya no serán válidos para el próximo curso porque a partir de este año entra en funcionamiento una nueva ley educativa con un nuevo currículum de matemáticas. Además en Catalunya en tercero de ESO pasamos de tres a cuatro horas lectivas en tercero de ESO, lo que significa un 25% más de dedicación horaria. Todos los alumnos deberán comprar los nuevos libros de texto.

Este nuevo currículum pone aún más énfasis en las competencias básicas, un paso didáctico muy importante y disruptivo, que deja atrás formas de enseñar anticuadas. Los profesores tendremos que adaptarnos a enseñar y a evaluar “por competencias”, y esto es un cambio estructural muy profundo. Y un cambio tan radical implica la substitución de los antiguos libros por unos nuevos, modernos y actuales, adaptados a las nuevas directrices pedagógicas. Y sin olvidar otras novedades importantes, como las “rúbricas”.


El libro antiguo a la izquierda (dividido en tres volúmenes por 34€) y el libro nuevo a la derecha (en un único tomo por 30€)

Comparando los índices del libro antiguo con el nuevo libro vemos que no existe la más mínima diferencia: Ambos tienen los mismos 14 temas, en el mismo orden, y con los mismos títulos y subapartados.

Índice del libro antiguo, dividido en 14 temas.

 
Índice del nuevo libro, dividido en los mismos 14 temas, y en el mismo orden.


Si abrimos por una página al azar, comprobamos que los textos explicativos son prácticamente idénticos:

 
Texto explicativo del libro antiguo

Texto explicativo del libro nuevo, prácticamente idéntico al anterior.

Lo que sí vemos diferente es que en todos, absolutamente en todos los ejercicios los enunciados se han substituido por otros iguales pero con números diferentes. Por ejemplo, si en el libro antiguo el enunciado era algo así como “Suma 3/4 + 2/3” ahora en el libro nuevo el enunciado será “Suma 2/5 + 1/3”.


Ejercicio del libro antiguo


El mismo ejercicio del libro nuevo. El mismo desarrollo pero con números diferentes.

Esto hace que en la práctica sea imposible que un alumno pueda utilizar el libro antiguo en clase, por las dificultades para corregir ejercicios con soluciones diferentes entre los alumnos.

No soy yo nadie para evaluar la calidad de un determinado libro de texto, ni es este blog el lugar adecuado para hacerlo. Afortunadamente, disponemos en nuestro país de un elenco de grandes expertos en didáctica, guías y luceros para nosotros los profesores en estos tiempos de incertidumbre, que podrían manifestarse en este sentido, y publicar en las webs oficiales tablas comparativas de los diferentes libros de texto de las editoriales, tanto en papel como en digital. Pero es curioso que estos expertos, si bien no dudan en aparecer en los medios de comunicación para manifestar la mala calidad de los profesores, jamás se manifiestan sobre los libros de texto.

1 comentario:

  1. Pero aquí la culpa la tienen los políticos ya que las editoriales no han sabido hasta el último momento si la LOMCE se iba a aplicar. En Matemáticas sabes como yo que los contenidos no suelen cambiar.

    ResponderEliminar